lunes, 16 de mayo de 2022

LA IMPORTANCIA DE LA TOMA DE DECISIONES EN EL RUGBY

Muchas veces vemos en los campos de juego entrenadores que reprochan a sus jugadores cuando estos no han elegido la mejor opción o han errado un pase sometidos a una presión. Erróneamente se piensa que antes de recibir la pelota ya se tiene que saber qué hacer con ella.
Entonces la pregunta es saber si esos jugadores estaban realmente preparados para solucionar satisfactoriamente la situación del juego a la que se enfrentaban.
Varios estudios neurocientíficos refieren que gran parte de las decisiones que se toman son fruto del inconsciente. Estas decisiones son ejecutadas inconscientemente según las vivencias anteriores del jugador de Rugby, por lo tanto, los jugadores han de vivenciar situaciones reales en los entrenamientos, similares a las que se podrá encontrar en un partido. De esta forma, ayudaremos al jugador a que la decisión tomada sea la acertada.
Por lo tanto, en los entrenamientos se debería tratar de diseñar tareas donde se presenten ciertos problemas (cuantas más veces se repitan, mejor) que se encontrarán los jugadores en un partido o en el próximo partido. Haciéndoles pensar y decidir, por ellos mismos, cuál es la decisión acertada para cada situación. Así, en el partido, conocer la solución a la situación a la que se enfrenta y poder ejecutar la decisión correcta.
La toma de decisiones es el proceso mediante el cual se realiza una elección entre las opciones o formas para resolver diferentes situaciones de la vida en diferentes contextos” (…) “Para tomar una decisión, cualquiera que sea su naturaleza, es necesario conocer, comprender, analizar un problema, para así poder darle solución”.
Pensando en el jugador que realizó mal un pase, se podría pensar en primera instancia que la toma de decisión no fue acertada, ya sea por no conocer el juego, comprenderlo, analizar la situación que se le presentaba y poder darle solución (no haber vivenciado anteriormente el problema) o por la velocidad a la que fue tomada esta decisión.
Sin lugar a dudas es un factor importante en el entrenamiento del Rugby, que muchas veces los entrenadores no valorizan. Se debería preparar a los jugadores para enfrentarse,de la mejor forma posible, a los distintos problemas que pueda presentar el juego y poderdecidir satisfactoriamente, a la máxima velocidad posible, cuál es la mejor opción.
¿Se puede trabajar la velocidad en la toma de decisiones? Indudablemente mucha importancia de esta velocidad, como la física, está en la genética. Pero como todo, se puede trabajar y mejorar. Hay que tener claro que, dos jugadores trabajando con el mismo entrenamiento, durante el mismo período de tiempo, no decidirán igual ni a la misma velocidad. Ni la progresión será la misma.
Una buena forma para preparar y activar cognitivamente el cuerpo a la toma de decisiones es con un simple 3 vs 2. Se estimula pensando continuamente en la opción correcta, en el lugar óptimo de recepción y entrega.
Al ser un espacio reducido, la velocidad en la toma de decisiones ha de ser mayor. Mediante el mantenimiento de la pelota en espacios reducidos con distintos objetivos, trabajaremos la toma de decisiones y su velocidad, ya sea pudiéndolo relacionar con nuestro modelo de juego o simulando los distintos problemas que nos podemos encontrar para comprenderlos, analizarlos y solucionarlos.
Pasar la pelota al compañero mejor ubicado y con más ventaja espacio-temporal, cuanto más reducido, menos tiempo tendremos para poder tomar la decisión correcta. Cuantos menos jugadores, más veces nos veremos en la situación de tener que decidir la opción correcta, con y sin balón.
Juan Casajús / Twitter @JuanCasajus

Material autorizado para su reproducción citando autor y fuente.

viernes, 13 de mayo de 2022

OPUESTOS PONERSE DE PIE


En un cuadrado de 5m x 5m, un jugador se acuesta en el piso boca abajo, con sus brazos a los costados. El segundo jugador se arrodilla formando un ángulo recto con el primer jugador, con sus manos en la espalda. A la señal, el jugador que está en el suelo intenta ponerse de pie, mientras que el segundo intenta detenerlo.

Puntos de Coaching a considerar:

Tensionar abdominales y respirar.
Mantener el equilibrio separando los pies.
Mantener el peso sobre la punta de los pies, no sobre los talones.
Usar los movimientos dinámicos de la mano y el pie para resistir y aplicar la fuerza.
Variantes: con y sin pelota.

www.rugbyandfitness.com
Twitter @rugbyandfitness
Facebook.com/rugbyandfitness

lunes, 9 de mayo de 2022

LOS APODOS DEL RUGBY

Albóndiga


Ustedes saben que tener un apodo en el rugby es símbolo de pertenencia y a la vez, es una necesidad. Vos no podés venir corriendo y pedirle a tu compañero que te pase la pelota diciendo "Claudio Adolfo, pasame el oval", sino que tomás el atajo y gritás "Clau, deré" que significa, en su traducción castellana, "Claudio querido amigo, vengo a los piques, espero que me pases la pelota, dejala colgada a tu derecha". Para nosotros, los jugadores de rugby, es fundamental el apodo, y tiene que ser, necesariamente, corto, como para que puedas expresarlo en una exhalación. Coco, Tito, Pecho, Cacho, Tato, Nano existen porque es necesaria su existencia. Luego viene la otra parte: cuando ya hay un Cacho, viene otro que podría llamarse igual y no se puede, porque Cacho ya hay, y entonces le queda Cachi. O Pucho. O Puchi, U Oski. O lo que sea.

Hace unos días, en un partido de rugby jugado en España, más precisamente en Catalunya, se enfrentaban el Barcelona con otro equipo y de repente el "colegiado" (¿los referees de otras latitudes no habrán ido al colegio?) cobra una infracción (penal) pero da vuelta la sanción para el otro equipo por "hablar". Y le explica al capitán: "Aquél jugador le ha dicho a aquél otro, "albóndiga". Lo ha tratado de "albóndiga"". Y penal en contra.
Bueno, más allá del contexto, del pequeño "insulto", me pareció entre extraña y risueña la situación y entre risas pensaba que si lo hubiera insultado de verdad, quizá el referee hubiese cobrado try penal. En broma digo, claro.
Recordé que alguna vez me han dicho "negro de m....." con lo cual, estimo, tal insulto debería haber sido un penal a favor de mi equipo, y además una denuncia en la INADI por racismo.

Pero estoy seguro que el que se debe estar retorciendo de la risa es el Albóndiga Pérez Duarte, un pilar redondo al que no le cabía otro apelativo que esa bella demostración carne picada. El Albóndiga era un tipo genial, divertido, y un pilar sólido sólo cuando se enojaba. Al tiempo, por razones graciosas, pasó a ser el "Almóndiga" Pérez y ya cuando empezó a ser parte ya no merecía el escarnio, pasó a ser "Almond", un sobrenombre con mucho más glamour, aunque estoy seguro que nadie reparó en el significado en inglés, almendra.
No jugó mucho tiempo Almond porque primero un problema en la vista, y luego algo con los riñones, lo alejó primero de la cancha y luego hasta de los terceros tiempos.
Ya hace mucho que no sé nada de él, pero tengo los mejores recuerdos del Almond y si supiera que estas líneas le llegan a él, me gustaría pedirle que me devuelva las medias del seleccionado de Buenos Aires que le presté y que nunca devolvió.
Yo soy "Marito" (una deformación de mi apellido), el "Negro" (por razones obvias del color de piel y regalo de mi mamá) y "Jack" (regalado por un ex entrenador que me vio hookear en algunos partidos y me decía que yo era el heredero del Yankee Braceras).
Y a vos, ¿Cómo te dicen en tu club?
Marcelo Mariosa - La Puma del Ruck

Twitter, Facebook e Instagram @rugbyandfitness

miércoles, 4 de mayo de 2022

ATACAR SIN PELOTA

En éstos momentos se está disputando una nueva edición del tradicional torneo Seis Naciones. Se está observando como una faceta la importancia del juego defensivo impuesto por algunos equipos y su capacidad y eficacia en las zonas de ruck. 

Jugar desde el piso y lentificar algunos de los ataques son una constante en el juego y la importancia de la tercera línea en tal dispositivo, clave. Algunos hablan de defensa ofensiva y a continuación se describe lo que se define como el ataque sin la pelota.

Ésta característica debe ser rápida y el movimiento debe ser siempre hacia adelante, para reducir el tiempo y el espacio del equipo con posesión de la pelota.

Igualmente debe ser coordinada y precisa para evitar los huecos o espacios por donde el equipo atacante podría pasar. No puede ser una defensa pasiva, que espera atrás a ser atacado. Esta no puede ser defensiva, todo lo contrario, la defensa debe tomar la iniciativa de atacar al jugador con el balón y evitar su avance y si es posible moverlo hacia atrás. Si se hace esto, los defensores estarán yendo todo el tiempo hacia adelante y en consecuencia presionando al ataque, mientras que los jugadores con el balón tendrán que retroceder, para mantener posesión y continuidad.

Por esto la defensa debe siempre tratar de detener al ataque detrás de la línea de tackle. Esta es una línea imaginaria que se hace donde a la misma velocidad defensor y atacante coinciden, es el punto medio entre la primera línea de defensa y la línea de posición de los atacantes.

La defensa estará siempre determinada por la posición del ataque que el equipo con posesión del balón planee ejecutar. Es decir, si el ataque es ancho y lo jugadores están bien separados, la defensa deberá también ser ancha, o si la posición de los atacantes es corta igualmente deberá esta parada la defensa, es decir frente a cada atacante debe haber siempre un defensor, tal cual como un espejo. Pero el punto de partida de una buena defensa es la efectividad de los centros y el apertura para detener el ataque.
Hay tres líneas de defensa, y por ello hay tres elementos muy importantes que considerar:
1. Presión, esta debe ser generada, principalmente, por el apertura y el primer y segundo centro, y en algunos casos la tercera línea y el número ocho.
2. Cobertura que dan los forwards a la defensa, es como una segunda línea de defensa y
3. Profundidad, que es la defensa de la patadas y es responsabilidad de los wings y el full back y son ellos la tercera línea de la defensa y son el inicio de cualquier contra-ataque después de una patada.
Por ello eficiencia de la defensa depende entre otros factores de la técnica del tackle, este debe ser fuerte, preciso y rápido. Para mí un tackle es bueno si no sólo detiene al jugador sino también lo lleva al piso y evita un posible pase de la pelota al jugador que venga en apoyo. Al llevar el oponente al piso, y el tackleador poniéndose de pie lo más rápido posible éste último podría ganar posesión y obligaría al apoyo a hacer un ruck para retener la pelota y reiniciar el ataque.

¿Porqué obligarlos a un ruck? Porque un ruck detiene el avance del balón, y el equipo en posesión debe reorganizarse. En el caso de que el tackle no sea 100% efectivo y el ataque organice un maul, el balón se sigue moviendo hacia adelante, y en consecuencia la defensa se moverá hacia atrás y concentrará a más defensores en el maul, que tratarán de alguna forma, detener este avance. Por esto creo fuertemente que un ruck es una falla en el ataque y el resultado de una defensa efectiva.
Twitter @rugbyandfitness | Facebook.com/rugbyandfitness 

lunes, 2 de mayo de 2022

MÁS SOBRE LA CONTINUIDAD

En cada planificación de los entrenadores la continuidad es uno de los objetivos preponderantes y que de lograrlo el equipo mejorará sustancialmente.

Lo hemos abordado en ocasiones anteriores con sus respectivos factores claves, ver link: http://tinyurl.com/zo5ph3b

Ahora, mostramos un nuevo aporte para entrenar éste objetivo.


La primera propuesta que nos pueden ayudar a entrenar la continuidad y la organización de los apoyos, se comienza de a dos jugadores, con un portador y un apoyo axial que van a atacando las puertas y pasando la pelota e inmediatamente colocándose como apoyo, luego agregamos dos jugadores más y les pedimos que cada vez que ataquen a una línea de defensa tienen que estar organizados en modo tal que el portador pueda tener tres opciones , interno, axial y externo. Recordar de colocar las lineas de defensa a más de 10 metros una de otra.




En el segundo ejercicio, se ataca primero el canal angosto, donde luego de dos pases se organizan con los apoyos antes mencionados y luego se puede atacar el canal ancho utilizando todas las variantes posibles de ataque. A los jugadores en defensa podemos cambiarle las consignas para que el ataque tenga que decidir que tipo de juego realizar. 



Para finalizar se propone armar dos equipos y realizar un movimiento general del juego donde se pondrá poner en practica los objetivos planificados y entrenados.

Facebook.com/rugbyandfitness | Twitter @rugbyandfitness 


miércoles, 27 de abril de 2022

EL PLAN DE JUEGO

Desde hace ya unos años se instaló dentro de la planificación para las divisiones superiores y para algunas de las juveniles, la idea de realizar un plan de juego. 
El artículo que sigue es una idea de cómo cada entrenador puede comenzar a realizar su propio plan de juego. Los planes de juego se utilizan en equipos superiores pero, no quita que algunos de los conceptos aquí vertidos, sirvan para los equipos juveniles. -

• El Plan de Juego describe lo que un equipo debe lograr en un partido.

• Sus divisiones en un Plan de Juego de Ataque y un Plan de Juego Defensivo hace que el Plan de Juego tenga consistencia con el Perfil de Equipo porque ambos están basados en los Principios del Juego y para mayor detalle los Principios de Identidades del Rugby.

• El Plan de Juego de Ataque puede subdividirse más adelante. Puede basarse en posiciones en el campo o en posiciones de la oposición en un momento particular en el partido.

• El Plan de Juego que se basa en la posición del equipo en el campo puede basarse en zonas del campo o carriles (o canales) a través del campo.

• El Plan de Juego basado en la posición de la oposición puede dividirse en las decisiones que se toman si la oposición está agrupada y aquellas tomadas si la oposición está dispersa, por ejemplo: el grupo de jugadores en, ambos, scrums y lineouts puede derivar en una ataque que se desenvuelva a lo ancho del campo. Si, sin embargo la defensa está delgadamente esparcida a través del campo, el ataque puede ser una carga a un punto de la defensa.

• El Plan de Juego debe ser simple y conciso proveyendo a los jugadores con un enfoque, un propósito común.

Explicación

El “¿QUE?” no el “¿COMO?”

La pregunta clave que se debe hacer cuando se prepara un Plan de Juego es:

“¿Qué es lo que queremos lograr?”

Es importante poner el foco en que es lo que se quiere alcanzar en vez de como es que lo va a lograr por dos razones.

La primera es que si el foco se pone en la meta resultante, es decir el Plan de Juego, los jugadores tienen un en foco común. En tanto sepan lo que el equipo debe lograr podrán utilizar su iniciativa para alcanzarlo. Esto obviamente variará con la madurez de los jugadores. Se debe esperar menos de jugadores menos experimentados.

En segundo lugar, los métodos a utilizarse para alcanzar el Plan de Juego pueden aprenderse practicando. El jugador puede aprender los métodos haciéndolos físicamente en las prácticas, son conductas adquiridas y no deben aprebderse de memoria. En consecuencia es importante simplificar el proceso separándolo en dos, es decir, qué debe alcanzarse (El Plan de Juego) y como debe alcanzarse (los métodos).

El Plan de Juego debe diseñarse en detalle ya que si los jugadores van a utilizarlo para enfocar sus esfuerzos combinados debe expresarse en forma concisa y simple. Esto es porque bajo la presión de un partido el coach querrá que sea el foco de sus esfuerzos combinados.

Los mejores Planes de Juego son los más simples.

Los coaches hacen que sus jugadores sean dependientes de ellos si solo les dicen como deben hacer algo. Los coaches alientan la iniciativa de los jugadores si les hacen saber lo que quieren y les permiten hacer su aporte para lograrlo.

Tipos de Plan de Juego

Pocos Planes de Juego son lo suficientemente amplios para cubrir todos los aspectos del juego. Dividiendo el Plan de Juego en un Plan de Juego de ataque y un Plan de Juego de defensa, el Plan de Juego es más comprensible.

Planes de Juego de Ataque

Un Plan de Juego de Ataque puede ser posteriormente subdividido. Esto puede basarse en un número de variables, dos de las cuales se usarán a modo de ejemplo. La primera será la división basada en la posición en el campo, la segunda se basa en la posición de los jugadores oponentes.

Planes de Juego de Ataque por Posición en el Campo

Planes de Juego basados en Zonas

El campo de juego se divide en zonas mediante la línea de goal, la línea de 22 metros, la línea de 10 metros, y la línea de mitad de cancha. Estas zonas proveen áreas del campo fácilmente identificables para desarrollar un Plan de Juego.

La Ley que permite que la pelota sea pateada directamente al touch entre la propia línea de goal y la de 22 metros es la base del Plan de Juego en esta área.

En la otra punta del campo, es decir, entre la línea de goal de ataque y la línea de 22 metros, el Plan de Juego está determinado por dos factores. El primero es la Ley: “úsela o piérdala”. Tal como se aplica a mauls tiene implicancias para un Plan de Juego en esta zona. El segundo es la proximidad de la Línea de goal de Ataque lo que limita las opciones de puntapiés tal como lo hace la Ley de “Mark”.

El área entre las dos mencionadas es la tercera área. Pueden utilizarse posteriores sub-divisiones de todos modos estos tres son puntos de arranque.

Planes de Juego basados en Carriles

El Rugby es un juego en el cual la pelota se mueve a través del campo para crear espacios para que el portador de la pelota pueda avanzar. Esto es porque moviendo la pelota desde un área congestionada alrededor de scrums, lineouts, rucks y mauls a través del campo habrá menos jugadores oponentes y los espacios entre ellos serán mayores. Por eso será más fácil moverse hacia adelante.

Mientras se pueden utilizar carriles para otros Primcipios del Juego dentro del Plan de Juego de Ataque (Posesión, Avance, Apoyo y Presión) en este ejemplo se aplicará a la continuidad. En particular se aplicará para su uso en rucks y mauls.

Si un equipo continúa pasando la pelota de la izquierda a la derecha en cada fase sucesiva del juego, finalmente terminará sin espacio cuando alcance la línea de touch.

En la medida que haya suficiente espacio para mover la pelota de izquierda a derecha lejos de los oponentes, se querrá liberar la pelota rápidamente. Esto impedirá que el equipo oponente se reagrupe.

Por otro lado a medida que se acercan a la línea de touch derecha para mover la pelota nuevamente tendrán que pasar la pelota de derecha a izquierda. Si hacen esto demasiado rápidamente los oponentes aún estarán en el espacio en el que ellos quieren avanzar.

Para alcanzar el resultado el equipo puede basar su Plan de Juego en carriles a través del campo. Las líneas del campo que demarcan carriles son la línea de touch, la línea de 5 metros, y la línea de 15 metros. Se va a ignorar ahora la línea de 5 metros ya que el espacio entre ella y la línea de touch es tan insignificante que resulta de poca importancia.

En consecuencia tenemos tres zonas, dos en ambos lados del campo entre la línea de touch y la línea de 15 metros y la tercera, entre las líneas de 15 metros. Cuando un equipo está entre la línea de 15 metros y la línea de touch no tendrá espacio suficiente para ir de izquierda a derecha nuevamente. Se deberá crear un movimiento de avance en este carril para atraer oponentes hacia él. Esto permitirá crear espacio para poder mover la pelota de derecha a izquierda.

Para lograr esto manteniendo la continuidad en el juego, el mejor método es el de crear un maul. De modo que el Plan de Juego para este carril será el de hacer un maul para la segunda fase del juego.

En el juego de segunda fase en el espacio entre las líneas de 15 metros a traves del campo, será posible continuar el movimiento de izquierda a derecha. El juego de segunda fase en el carril debe contemplar entregar la pelota rápidamente para impedir que los oponentes se reagrupen. Esto se logra ruckeando, entonces esta zona, es decir, entre las líneas de 15 metros será una zona de rucking. Este es un ejemplo del uso de carriles en consonancia con el Principio de Continuidad.

Planes de Juegos basados en la Posición de los Oponentes

Los reinicios del juego en scrums y lineouts agrupan más de la mitad de los jugadores en un angosto carril. Entonces después de un scrum, el equipo en defensa, tendrá a los forwards y al #9 en un carril relativamente angosto. En los lineouts el carril es ocupado por sus forwards, el #9 y #11 o #14.

Una vez que el juego se encuentra pasando los rucks y mauls crear la misma situación, probablemente con menos jugadores. Sin embargo la situación sigue siendo la misma.

Por causa del agrupamiento de los oponentes el Plan de Juego de ataque será el de mover la pelota a lo ancho lejos de la congestión para poder atacar.

Una vez que el juego haya pasado la defensa, se habrá desparramado reduciendo las oportunidades de avanzar moviendo la pelota a lo ancho. Bajo esta circunstancias el Plan de Juego de ataque será el de re-crear el espacio que se utilizó avanzando en masa, es decir, ruck o maul. El objetivo será ya sea penetrar y marcar o arrastrar a los oponentes al carril angosto para que se cree espacio y la pelota pueda moverse a lo ancho para avanzar nuevamente.

Este es un Plan de Juego basado en la posición del equipo oponente en conjunto.

Además de esto, se puede explotar la posición de miembros de un equipo oponente para crear oportunidades de ataque dentro de cada uno de los Principios del Juego de ataque.

Ejemplos de esto son:

1. El posicionamiento del wing del lado ciego en una formación fija (Avance)
2. El patrón de defensa de la oposición en formaciones fijas y en el juego de segunda fase (Avance/Apoyo).
3. El posicionamiento de los #11, #14 y #15 defensores en las formaciones fijas (Avance)
4. El posicionamiento de los forwards oponentes en lineouts (Ganar Posesión)
5. El posicionamiento de jugadores defensores oponentes en el juego de segunda fase (Apoyo/Continuidad)
6. El posicionamiento de jugadores defensores oponentes cuando se mueven de izquierda a derecha después de scrums (Avance).


www.rugbyandfitness.com
Facebook.com/rugbyandfitness
Twitter @rugbyandfitness

lunes, 25 de abril de 2022

ÉXITO Y FRACASO


Siempre es un buen momento para el análisis y la reflexión. 

Hoy adjuntamos un fragmento de Marcelo Alberto "El Loco" Bielsa Caldera quien describe una realidad en la que los que estamos cerca del rugby, debemos siempre estar atentos. 

“Los momentos de mi vida en los que yo he crecido tienen que ver con los fracasos; los momentos de mi vida en los que yo he empeorado, tienen que ver con el éxito. El éxito es deformante, relaja, engaña, nos vuelve peor, nos ayuda a enamorarnos excesivamente de nosotros mismos; el fracaso es todo lo contrario, es formativo, nos vuelve sólidos, nos acerca a las convicciones, nos vuelve coherentes. Si bien competimos para ganar, y trabajo de lo que trabajo porque quiero ganar cuando compito, si no distinguiera qué es lo realmente formativo, y qué es secundario, me estaría equivocando.

Uno vive y necesariamente necesita jerarquizar virtudes, decir éstas son las virtudes que rescato en los demás y quisiera para mí, que respeto, que valoro. A mí el deporte me dio ese parámetro, yo aprendí por el deporte que la generosidad es mejor que la indiferencia, aprendí el valor de la significación del coraje, aprendí la importancia del esfuerzo y aprendí lo trascendente de la rebeldía. Son los tres o cuatro elementos con lo que yo después traté de orientar mi vida. No necesariamente tienen que ser ellas las elegidas, pero sí es indispensable que uno sepa las virtudes alrededor de las cuales quiere vivir.

Estoy absolutamente convencido de que la fama y el dinero son valores intrascendentes. Pasa que claro, nos las describen con un peso tan significativo, que pareciera imposible resistirse a valorarlos. Creo que el espíritu amateur, el amor hacia la tarea, es el único que vuelve satisfactorio el tránsito por el trabajo. Cuando observo de qué manera son descriptos hacia el público las celebridades, los ídolos, lamento muchísimo que se jerarquicen ese tipo de cosas, que se describan millonarios, que se lo describan famosos, que se lo describan extraídos de la realidad social, fuera de la gente común.

Sí estoy convencido de una cosa: fui feliz cuando disfruté del amateurismo, fui feliz cuando crecí enamorado de mi trabajo, yo tengo un amor profundo por el fútbol, por el juego, por la esquina, por el baldío, por el picado, por la pelota. Y desprecio todo lo añadido, todo lo que fueron agregando para convertirlo extrañamente en deseado.

Para explicar un poquito mejor esto, sé que la alegría de un triunfo en un partido dura cinco minutos, termina el partido y hay una sensación de efervescencia, una sensación de adrenalina al tope, que genera excitación y felicidad. Pero son apenas cinco minutos y después hay un vacío enorme y grandísimo. Y una soledad indescriptible. Quiero insistir con que mucho mejor es ser prestigioso que popular, que mucho más importante es el recorrido con que uno llega a un lugar, que el éxito o no, que se obtenga en la búsqueda. Que los hechos son mucho más significativos que las palabras, que demostrar es más importante que hablar, que hay que permitir que ingrese la información que riega nuestra parte noble y evitar que ingrese la información que riega nuestros bajos instintos. Nunca me deje tentar con los elogios. Los elogios en el fútbol son de una hipocresía absoluta. El fútbol está concebido así, tiene que haber una gran alegría o una gran tristeza. Derrota o victoria, sangre o aplauso son valores muy caros al ser humano. Entonces, en el fracaso sufro mucho la injusticia del trato, no lo logré nunca dominar eso. Siempre sufro mucho cuando perdemos y cuando soy maltratado, pero sí logré no creerme la duración del éxito. Como no se revisa por qué ganaste, da lo mismo que te adulen por haber ganado, no porque mereciste ganar, por el recurso por el que ganaste, entonces tuve claro siempre que esa franela, porque ése es el termino, es impostora.

No permita que el fracaso les deteriore la autoestima. Cuando ganas, el mensaje de admiración es tan confuso, te estimula tanto el amor hacia uno mismo y eso deforma tanto. Y cuando perdés sucede todo lo contrario, hay una tendencia morbosa a desprestigiarte, a ofenderte, sólo por que perdiste.

En cualquier tarea se puede ganar o perder, lo importante es la nobleza de los recursos utilizados, eso sí es importante; lo importante es el tránsito, la dignidad con que recorrí el camino en la búsqueda del objetivo. Lo otro es cuento para vendernos una realidad que no es tal.”

Facebook.com/rugbyandfitness | Instagram & Twitter @rugbyandfitness


viernes, 22 de abril de 2022

EL TACKLE EN EL RUGBY

El tackle en el rugby: una visión mas amplia


La enseñanza del tackle pone mayoritariamente el foco en el jugador que tacklea por sobre el jugador que recibe el tackle. El impacto y la naturaleza del gesto del tackle durante un partido de rugby que lleva a cabo un tackleador y un portador de pelota (tackleado) expone a un riesgo de lesión. 
Estudios citados por Rugby Ready 1 (World Rugby, 2019) en Australia y el Reino Unido han demostrado que el 58% de las lesiones provienen de situaciones de tackle, razón por la cual resulta esencial que este aspecto del juego sea enseñando, entrenado y arbitrado con especial cuidado y atención. 
Así, el propósito de la ponencia se recoge en: 1) Revisar la bibliografía y manuales de enseñanza que reciben los entrenadores y las entrenadoras cuando son formados como educadores; 2) Analizar discursos de los entrenadores de los contenidos recibidos; y 3) Identificar estrategias que puedan ser puestas en práctica por los entrenadores durante los entrenamientos y llevadas a cabo por los jugadores y jugadoras durante los partidos para reducir los riesgos de lesión.

Trabajo completo, click aquí.

Autores: Juan Casajus, Dario Salluzzi 


Material autorizado para su reproducción citando autores y fuente.

www.rugbyandfitness.com
Twitter @rugbyandfitness | www.facebook.com/rugbyandfitness




lunes, 18 de abril de 2022

CUIDEMOS NUESTROS ARBITROS



Dónde quedaron aquellos viejos carteles que decían: “El Referee siempre tiene la razón, si usted no lo entiende así, no ingrese a una cancha de rugby”. Podemos ver la gran ausencia de ese mensaje en cualquiera de las canchas.

Aquel cartel mensajero y educador era lo primero que leían los concurrentes; ya sean socios, jugadores, hinchas, familiares o los primeros visitantes que llegaban a ver de qué se trataba el deporte ovalado.

Hay que ser sinceros. Siempre se les gritó a los referees brindando un ejemplo lastimoso. Los desaforados, a voz de metralleta buscaron y buscan disimular las falencias de sus equipos apuntando todas las culpas al hombre del silbato…y lo peor: generan que toda esa mala expresión llegue al jugador en pleno partido, potenciándolo negativamente.

Se olvidaron que el encargado de aplicar las leyes del juego, tiene apenas unos segundos y una sola ubicación para cobrar un fallo. Se olvidaron que muchos de ellos, al cual ellos increpan, fueron ex jugadores que eligieron seguir brindándoles lo mejor al juego, desde otro sector del campo. Por amor y por la pasión a un deporte, incomparable desde lo humano y formativo; muchas veces, sobre todo en el rugby infantil, los referees suelen ser los mismos Maestros de Rugby y, nunca falta que otro maestro o padre empiecen a gritar en contra de los fallos o “alentando” a sus jugadores a tacklear de tal o cual forma.

Algunos de esos mismos que “tiran el fardo” pertenecen a clubes que poco colaboran con el referato de su Unión. Ya sea surtiendo con futuros jueces, o asistiendo a reuniones con fines de preguntar cuál o cuáles son los criterios reglamentarios que se aplicarán o que ha pedido la WR (World Rugby- ex IRB).
Recordemos que el referee tiene el deber de prepararse para brindar lo mejor para el juego. Es un espectador de lujo. Tiene mejor visión de campo que cualquiera que está afuera. Y se equivoca como un técnico en poner un jugador o aplicar un sistema de juego. Tiene falencias como un jugador, errores de manejo o mala toma de dediciones. Es lamentable oír improperios como: atorrante, delincuente, ladrón, burro o cara dura. Sin dejar de mencionar a los que se acuerdan hasta de la madre o el resto de la familia del juez.

Si el ser humano que llega al rugby no puede respetar a las autoridades del juego en un deporte amateur, no puede respetar a nadie. Sean jugadores, técnicos o simpatizantes de un club. Los jueces son iguales a todos en el ámbito ovalado, tienen familia, amigos, aman compartir el tercer tiempo y principalmente vienen de un club que los formó y les dio la posibilidad de seguir ligados al deporte de sus amores. Y les guste o no, a unos pocos, los referees también juegan su partido. Se preparan, se entrenan, realizan una revisión y corrección de o los partidos, autocritica, muchas veces en la soledad de un vestuario o en el viaje de regreso y, otras en compañía de un evaluador, cuando tiene la suerte de que alguien le haga una devolución de lo visto en el partido, cuidándose y entrenándose tanto como un jugador.

Un cartel no para los gritos. Pero si advierte a los que creen que el camino para mejorar es ese. Un mensaje a tiempo, evita que nuevas generaciones imiten a los más desaforados. “Pero el rugby es muy pasional, dicen algunos. Está bien que así sea. Pero pongamos la pasión para alentar sin defenestrar ni insultar a nadie. Pasión para crear mejores personas y luego jugadores de rugby. Apliquemos ese sentimiento como un motor pujante a la hora de sumar al rugby desde cualquiera de sus áreas. ¿Pero al Referee no se le puede hablar, ni reclamar nada? ¡Si! ¿Donde? en el tercer tiempo, cuando al partido ya finalizó. NUNCA en medio de un encuentro, NUNCA bien terminó un partido. No es el momento, ni el lugar. En la cancha el único que debería interceder por su equipo es el capitán.

No olvidemos que los jueces deben estar a la altura del juego y sus exigencias. Ni hablar de saber todas las reglas por respeto a sí mismo, al juego y principalmente al jugador. Cada juez debe estar física y mentalmente para afrontar cada partido, para no desentonar, ni llegar tarde a las formaciones y perfeccionarse permanentemente siendo el mayor objetivo el de cuidar al jugador desde su función y dar lo mejor de si al espectáculo.

Por un rugby imparcial y respetuoso, debemos priorizar estos puntos. Si no es así, los valores y el espíritu que dice pregonar el rugby están perdidos.

EL REFEREE SIEMPRE TIENE LA RAZÓN. Los que no lo entienden así, deberían empezar a entenderlo si quieren quedarse y disfrutar del rugby. Hay que empezar a sumar en cada una de esas áreas. De eso se trata, de empujar juntos para un mismo lado, con el RESPETO como premisa.

Nos vemos el sábado en la cancha.

Autor: Luciano Sapag

Facebook | Twitter | Instagram @rugbyandfitness 


viernes, 15 de abril de 2022

ESTAMOS EN INSTAGRAM


Estamos muy agradecidos a todos quienes confían en nuestro espacio de intercambio en información de Rugby. La evolución y el reconocimiento nos obligan a seguir dando respuesta a todos.

Se han sumado colaboradores y otros sitios web que relacionan nuestros contenidos. Todo ésto nos pone muy contentos y además queremos invitarlos a que continúen recomendándonos.

Gran cantidad de seguidores del mundo de habla hispana e inglesa en su mayoría nos envían sus mensajes. Nos hemos sumado a la red social Instagram

Pueden ver que en pocos meses casi 24.000 seguidores 
vuelven a confiar en nosotros https://instagram.com/rugbyandfitness/ 

Sígannos y dejen su mensaje con su Club / país de origen. 

Sigamos en contacto, aprendiendo mucho de éste deporte maravilloso que es el Rugby y practicando los valores que lo caracterizan. Buena semana para todos!

www.rugbyandfitness.com
Facebook.com/rugbyandfitness | Twitter @rugbyandfitness | Instagram.com/rugbyandfitness/