viernes, 2 de junio de 2017

JUEGOS Y EJERCICIOS INTELIGENTES I

“Los niños prefieren ser incentivados más que instruidos”

No es necesario proponer a los niños ejercicios y juegos de repetición sin pensar, debemos formar chicos creativos, imaginativos, que cometan errores, que reflexionen sobre las cosas que deben hacer, que tomen decisiones y que sean emprendedores.

El Rugby en sus etapas iniciales tiene la necesidad de niños inteligentes, no de niños de sólo sean estimulados por los videos juegos y que sigan mecánicamente aquello que propone el entrenador.

“¿Quiénes son los niños de ahora?”
“¿Qué sensaciones viven?”
“¿Qué podemos hacer por ellos?”

Los entrenadores, sobre todo los de Rugby Infantil, deben:

Infundir entusiasmo en los niños, deseo de jugar y de divertirse,
Involucrar emotivamente a los niños,
Aprovechar el valor lúdico de la pelota, que es un instrumento - juego mágico,
Poner a los niños en condiciones de tomar sus propias decisiones, sean éstas correctas o erradas.

Para poder lograr todo esto, el entrenador de Rugby Infantil debe ser creativo, imaginativo, sensible, paciente, sereno, disponible, inteligente, con sentido común, enamorado del Rugby y hasta capaz de emocionarse.

El Rugby Infantil debe ser de los niños y niñas y no del entrenador.
Se necesita partir del modo en el que juegan de los niños y no de aquello que se quiere enseñar.

Los niños son el referente fundamental para construir el Rugby Infantil. Cuando los niños vienen a la cancha traen consigo grandes expectativas: Quieren jugar, divertirse y conocer nuevos amigos.
Los momentos que aporta el Rugby Infantil son quizá los únicos momentos del día en cual se sienten libres y debe ser una respuesta positiva a las necesidades y requerimientos de los propios niños.
A veces inventamos ejercicios difíciles, pensando que pueden resolver problemas de juego y hacernos ganar, inventamos esquemas de juego, pero no resolvemos el problema de los chicos que quieren divertirse y no convertirse en robots.

Cuando termino un entrenamiento debemos preguntarnos: "¿Los niños se habrán divertido? ¿Estarán satisfechos?

¿Qué necesitamos proponer?

En edades infantiles es necesario presentar a los niños juegos simplificados (como base de la enseñanza) y utilizar una metodología de enseñanza (de tipo mixto: inicia en lo global, pasa por lo analítico para después volver a lo global) que parta de un juego-base.

Durante la ejecución del juego-base el entrenador debe observar a los niños y darse cuenta de aquello que están en posibilidad de hacer y de aquello que no están en posibilidad de hacer bien. En lo que se relaciona con aquello que no saben hacer bien, debe trabajar de manera analítica para después volver al juego-base y verificar que aquello que ha propuesto ha traído el mejoramiento en la capacidad de juego.

No es necesario asignar roles, todos los chicos deben jugar en todas las posiciones.

Nuestro objetivo es transformar los esquemas motores de base (caminar, correr, saltar, recibir, etc.) y posturales (flexionar, extender, alejarse, acercarse, etc.) que son las habilidades motrices simples, en habilidades motrices complejas (fundamentos individuales para el baloncesto) educando y desarrollando las capacidades motrices individuales (condicionales: fuerza, resistencia y rapidez; de movilidad articular: no es necesario proponer el estiramiento hasta los 12-13 años, en cambio se debe trabajar sobre la movilidad de las principales articulaciones; coordinativas: coordinación, equilibrio, orientación espacio-temporal, diferenciación y anticipación).

Las técnicas del Rugby no mejoran si no se educan y desarrollan las capacidades motrices individuales.

Es necesario hacer jugar inmediatamente a los niños y partir de aquello que están en posibilidad de hacer. 

www.rugbyandfitness.com
Twitter @rugbyandfitness
Facebook.com/rugbyandfitness

No hay comentarios: