martes, 7 de julio de 2020

SIMPOSIO VIRTUAL DE RUGBY

Los próximos días Jueves 9 y Viernes 10 de Julio de 2020 se va a desarrollar uno de los eventos de mayor convocatoria en esta época donde en varios países de América todavía no retornaron a la actividad normal en las canchas.

Uno de los días de actividades virtuales, el foco estará en el entrenador y en el otro las disertaciones serán sobre el jugador.

Varios especialistas reconocidos se tomarán su momento para hablar sobre El entrenador de rugby y la evolución en el contacto, El entrenador como desarrollador de jugadores, Seguridad en el juego desde el referato, El rol del entrenador de rugby, La enseñanza de las destrezas individuales, Habilidades técnico tácticas por etapas, Planificar pensando en el jugador, Cuantificación de las demandas del juego y su utilización en la práctica.

Cada jornada finalizará con un resumen y conclusiones.


La organización es del Grupo de estudios sobre rugby en América, entrenadores, profesores y aficionados de varios países de América y España quienes todas las semanas estudian, debaten y hablan sobre rugby. 

IMPORTANTE: Las disertaciones serán vía Zoom y en hora Argentina.
A los 5 min. de comenzada cada disertación no se permitirán más ingresos.

La actividad es abierta a toda la comunidad del rugby y es gratuita.

A seguir disfrutando del más y mejor rugby!


Instagram @grupodeestudiosrugby








lunes, 6 de julio de 2020

ENTRENAMIENTO DE LA DEFENSA

Defender es atacar sin la pelota, o es atacar a la pelota con la idea de recuperarla.

Armar drills y juegos para que los jugadores puedan comprender la importancia de este aspecto del juego, nos lleva a ser creativos y ordenados.
Estamos entrenando sin la pelota y no es lo más divertido

Defensa:

  • Manteniendo el mismo patrón de organización, pero invirtiendo algunos aspectos, el tema referido al contacto es igual que en el ataque. Debemos extremar los cuidados para este tipo de situaciones.
  •  El orden de conocimiento y complejidad es el mismo del ataque. De lo mas simple a lo mas complejo y de lo conocido a lo desconocido. Tener en cuenta que es una situación desde lo técnico mas compleja, ya que tenemos el tackle.
  • A diferencia del ataque, acá si puedo equiparar la cantidad de jugadores que atacan y defienden, poniendo en prime instancia un número más parejo de defensores respecto al ataque. Ejemplo: Ejercicio de defensa, no pongo 4 atacantes y un defensor, pero equiparo, 3v3, 4v4. Para finalizar en situación real.
  • Lo mismo ocurre con el espacio, puedo adaptarlo, en este caso disminuir el espacio por jugador en pos del drill, para que mas delante lo pueda desarrollar en situación y espacio real. Si el espacio a defender es muy grande, es probable que no puedan los jugadores cumplir con el objetivo.

Como verán son aspectos muy simples y a tener en cuenta, pero para que todo drill salga como esperamos revisemos antes de ponerlo en acción si se respetan los paso puestos en los puntos anteriores.

Por último debemos tener en cuenta que ese drill, debe verse representado en situación de juego en el entrenamiento y en el partido del fin de semana.

Respetando en ritmo y velocidad de juego sin que estas variables vallan en detrimento de ejecución técnica y resolución táctica.

El jugador debe entender por que hace el drill y como poder aplicarlo.

Darío Salluzzi | Licenciado en Educación Física | Email: dario.salluzzi@gmail.com
Material autorizado para su reproducción citando autor y fuente.

www.rugbyandfitness.com | Instagram, Twitter @rugbyandfitness | www.facebook.com/rugbyandfitness

viernes, 3 de julio de 2020

ESTRUCTURA DE FORMACION DE JUGADORES

Muchas veces se observa un jugador de rugby de un Plantel Superior y se opina sobre él y su juego. Pero pocas veces se piensa en su formación y en cómo transcurrió dentro de una estructura planificada, estudiada y superadora en cada club a través de los años.

Luego de acordar una línea de juego y pedagógica cada club ordena su estructura de formación con los principales responsables que son los entrenadores y los protagonistas que son los jugadores.

Para avanzar cada club debe tener una estructura ordenada de formación con rugby infantil y rugby juvenil. Si bien los ejes son varios y variados detallaremos algunos importantes.
Se presentan Objetivos Generales y Objetivos Específicos. En ella se incluyen etapas de Preparación Previa de Base y Preparación Específica de Base.
El objetivo será estimular al jugador de rugby, tanto desde sus capacidades condicionales y coordinativas, como también desde la técnica individual sin olvidar el aspecto socio afectivo, con el objetivo de que llegue a integrar el Plantel Superior de su Club y se mantenga el mayor tiempo posible, y sin lesiones, en ésa etapa. No olvidar ésta premisa.

Algunos rasgos y pautas generales de cada una de las etapas antes mencionadas:

1.     Etapa de Preparación Previa de Base

·   Esta etapa consiste en el periodo de posibilidades óptimas, pues aquí estamos en presencia de la aparición de las denominadas Fases Sensibles, las cuales bajo ningún punto de vista pueden ser desaprovechadas para conseguir estimular eficazmente y efectivamente a nuestros jugadores de rugby en formación y transformar sus capacidades en habilidades.
·     Apuntaremos a incrementar el potencial motriz, el aprendizaje de las mayor cantidad posible de destrezas y de técnicas que se puedan utilizar dentro del juego ante diferentes estímulos (orales, visuales, kinestésicos).
·         Directamente estimulamos aquellas capacidades relacionadas con el entrenamiento.
·         Estimulamos en éste periodo, el desarrollo de las distintas formas de velocidad.
·    Se incrementa el trabajo sobre la flexibilidad pues por la edad de los jugadores comienzan los desequilibrios orgánicos propios de la evolución del individuo.
·         Se hará hincapié en la mejora de la técnica sobre la variedad motriz.
·         Se debe determinar el volumen de trabajo anual por cada año y ciclo de jugador como así el tipo y la forma de competencia que se desea para sus jugadores en formación.

2.     Etapa de Preparación Específica de Base

·         Se establecerá en este periodo más importancia a la Preparación General y auxiliar que apunten a la perfección técnica, es decir haremos trabajos de circuitos en función del periodo competitivo en que nos encontremos, basándonos en los parámetros fisiológicos establecidos por edad.
·         Este es el momento donde determinamos la especialización deportiva futura.
·    Este estadio es el indicado para aumentar el potencial funcional del organismo, trabajando directamente sobre los sistemas comprometidos en la competencia y mejorando el proceso enzimático si hablamos del sistema del ácido láctico, o sobre el Ciclo de Kreps si nos referímos a lo aeróbico, sobre estos puntos ya hablamos en la Etapa anterior, al definir el continuo energético.
·    En las sesiones se tratara de llegar cuando el mesociclo sea el adecuado al máximo volumen de trabajo para acercarlo al de la competencia.
·   En este período los esfuerzos estarán orientados a sesiones de entrenamiento (circuitos) de mayor volumen aeróbico e intermitentes, para así soportar los mayores volúmenes de las sesiones especificas.

Con este programa de trabajo, se buscará el óptimo desarrollo técnico y físico del jugador de rugby, basándonos en un entrenamiento racional y sistemático, orientado a buscar la eficacia de las técnicas a emplear en el entrenamiento deportivo a través del tiempo. Todo esto se basará en ejercicios de coordinación muscular, reacción, agilidad, contracción y relajación junto a los importantes objetivos técnicos.

Algunos contenidos iniciales técnicos propuestos:
-        Que los jugadores tomen al contacto como natural.
-        Realicen las habilidades motoras básicas y combinadas
-        Que aprendan las técnicas individuales y específicas de los diferentes gestos.
-        Que actúen bajo presión (con oposición) y puedan resolver.
-        Que mantengan la continuidad en el juego.
-        Aprendan a tener el control de la pelota.
-        Corran hacia adelante con y sin la pelota.
-        Aprendan a resolver con postura corporal correcta las situaciones de ruck y maul.
-        Aprendan como posicionarse en la cancha.
-        Tengan nociones básicas de formaciones como el scrum y line-out.

Se deben incorporan necesariamente las siguientes habilidades motoras básicas en el programa de desarrollo de los jugadores de Rugby:

- Empujar             - Correr
- Traccionar          - Lanzar
- Apoyos              - Receptar
- Equilibrios          - Saltar
- Rodar                - Rolar

Como así desarrollar destrezas como:

- Correr y esquivar.
- Recibir y correr.
- Correr y pasar.
- Recibir y patear.

Es importante el modo que cada club y cada división ordena con criterio progresivo la enseñanza, entrenamiento y mejora de las habilidades básicas y destrezas individuales y de conjunto.
El respeto de los tiempos individuales y grupales serán claves en el avance del programa dentro de la estructura como así la comunicación entre grupo de entrenadores anteriores y posteriores de cada división.
Determinar índices concretos para observar el avance en calidad y cantidad también es un punto crítico en la mejora de toda una estructura de formación de jugadores de rugby.

Juan Casajús / Twitter @JuanCasajus


Material autorizado para su reproducción citando autor y fuente.


miércoles, 1 de julio de 2020

EL ENTRENADOR TRANSVERSAL


Después de haber entrenado durante varios años divisiones infantiles y de observar y tratar empírica y científicamente porqué en algunos casos existía deserción sin fundamentación alguna (las respuestas eran vagas, tanto de jugadores como de padres y de los entrenadores), decidimos interiorizarnos en el tema.

Luego de variadas consultas a antiguos entrenadores, psicólogos y maestros formales, llegamos una conclusión que puede morigerar aquélla deserción y ayudar a la contención de nuevos jugadores infantiles.
En primer lugar, los niños llegan al club en su mayoría, sin saber qué es el rugby, para qué los llevaron sus padres, y mucho menos porqué lo invitó su amiguito.
Vienen de ámbitos muy distintos.

Hagan Uds. un simple retroceso en vuestras vidas y realicen las mismas preguntas que están más arriba. Seguramente no sabrán contestarlas, y los que sí pueden hacerlo, bienvenidos sean.

Piensen y reflexionen:
- Los niños actuales decididamente son diferentes a aquellos que nosotros supimos conocer.
- No tienen posibilidades de ejercitar su motricidad (no todos viven en barrios cerrados, ni pueden jugar con sus amigos en la vereda del barrio, y solo existen honrosas excepciones del sistema formal educativo que destina fondos y recursos a estos temas).
- Nacieron en la era digital. Su realidad es distinta, sus acciones se transmiten a través de aparatos electrónicos y no en un campo de juego o una vereda cualquiera.
- Sus padres, en la mayoría de los casos están demasiado ocupados en sus asuntos para dedicarles tiempo a los juegos físicos que ayudaría muchísimo a los entrenadores de rugby.
- Recibir o atestar un golpe (siempre bien intencionado), tampoco existe en la realidad de estos niños, sus relaciones son a la distancia (del cable de la computadora o del teléfono).
- Así, podríamos repetir y descubrir decenas de situaciones similares que contradicen lo que luego los entrenadores tratamos de enseñar en los entrenamientos en el club.

Entre éstas reflexiones descubrimos junto a los profesionales de la psicología y personas idóneas consultadas, que los entrenadores estamos incurriendo en un error involuntario que es a nuestro humilde modo de ver, grave, que expulsa jugadores en vez de reclutarlos y retenerlos.
Imaginen un niño (me pasó muchas veces), que viene por primera vez al club (estamos hablando siempre de niños, no de juveniles, ese es otro tema más complicado). La realidad de ese niño hasta que pisó el club es: su familia, su escuela, y sus amigos circunstanciales.

Qué hacemos equivocadamente nosotros?
Inmediatamente los introducimos al grupo, tratamos que sea aceptado por todos, e inevitablemente, con dos o tres indicaciones, le resumimos las reglas de un deporte que tiene demasiadas para aprender, generalmente ilógicas desde la mirada del deporte más practicado en la Argentina (fútbol) y por sobre todo, que tiene un roce necesario de cuerpos, campo de juego y el objeto (pelota) que es diferente a todas las ya conocidas por ellos.

Sitúense por unos instantes en la percepción de ese niño:
1) Quizás vino invitado por un amigo,
2) Quizás lo llevó un padre exrugbier que pretende que sea un Puma en dos partidos,
3) Quizás lo trajo un padre que de rugby no tiene la menor idea.
Es una situación difícil y que aparece a veces como traumática.

Hasta aquí, las críticas que hacemos, inclusive a nosotros mismos.
Pero como todos los problemas, aparece la luz de las soluciones, que son las que proponemos, pueden haber muchas más, pero estas son las concluyentes:

1.- Crear un gabinete de “recepción del nuevo jugador” que NO debe ser ni el entrenador de la división a la cual corresponde se incluya el niño, ni el manager, ni el secretario del club.
2.- Necesariamente debe ser uno o varios entrenadores carismáticos, que “reciban” a estos nuevos jugadores.
3.- Estos deberán: mostrarles el club en su totalidad (puede ser en compañía de sus padres, eso facilitará la confianza hacia el novel jugador), explicarles de qué se trata el rugby y porqué es el mejor deporte para nosotros, y luego presentarlo a sus compañeros.
4.- Por lo menos durante dos meses u ocho entrenamientos, enseñar las destrezas básicas correctamente, vincularlos con los miedos que deben superar (el contrario, la pelota, el piso, etc.), y demostrarles que jugar no es golpearse ni sacrificarse, sino que, jugar es DIVERTIRSE.
5.- Una vez preparados, incluirlos en el grupo, sin menospreciar el natural cinismo de los niños, lo que también ocasiona muchas veces deserciones inesperadas de niños que podrían compartir con sus compañeros toda su vida dentro del club que tanto amamos.
6.- Debe ser una tarea normal, no forzada, lo más natural posible, así, cuando se incorporen definitivamente al grupo al cual corresponden se incluyan, la autoestima de estos “NUEVOS” se encuentre alta, porque saben que pasaron por una etapa evolutiva corta pero muy necesaria, que sus mismos compañeros de club le brindaron para un mejor bienestar en el ingreso al rugby como deporte lúdico.
7.- En los casos en los cuales se produzca algún retroceso, (que también es natural), no vendría mal volver al “gabinete” por un par de semanas y reforzar los conocimientos.
8.- En las tareas grupales, donde no existe el roce, por ejemplo la ejercitación exclusivamente física, podrían estar incluidos en sus grupos respectivos para ir morigerando la resistencia a la inclusión de “nuevos” que manifiestan natural y repito cínicamente los niños
9.- Por ningún motivo deberíamos estigmatizarlos, solamente, están aprendiendo lo que “…ustedes ya saben, esa debería ser la respuesta…”. Los niños no indagan demasiado, recuerden que siempre hacen lo que ven, y si todos observan que al “nuevo”, cuando se ponga la camiseta el domingo no se le va a caer la pelota, ni se va a amedrentar ante un tackle, no son incapaces de comprender que todo ese trabajo los beneficia como conjunto.
10.- Es cuestión de animarse a practicarlo. Obtendremos también mayor seguridad (regla básica del rugby infantil), el agradecimiento de los padres (por nuestra preocupación en el tema), la sonrisa de los que “ya saben jugar” porque comprenderán el trabajo que se está haciendo, y el inestimable reconocimiento de nuestros colegas entrenadores, puesto que no deberán repasar conceptos ya aprendidos cuando el “nuevo” se incorpora y el grupo no perderá su homogeneidad.
11.- Hay que animarse y buscar los recursos humanos necesarios, no es imposible practicar esta idea que ya se realiza en clubes del exterior y de nuestro país.


Luis Horacio Ibañez Gattelli
Twitter  

Material autorizado para su reproducción citando autor y fuente.

lunes, 29 de junio de 2020

PLANIFICACION EN CONTEXTO


Con demasiada frecuencia, surgirá un método de entrenamiento o ejercicio "nuevo" y todo el mundo va a subirse al carro y rápidamente incorporar el ejercicio o cambio en el método de entrenamiento.

La actitud es, que si esto y lo otro es lo que hace el poseedor del récord mundial, debe ser bueno y, por lo tanto lo voy a copiar. Yo llamo a esto el síndrome “el mono hace lo que el mono ve”.

El uso de cadenas en el entrenamiento con pesas, las pelotas suizas para estabilidad de la zona media son dos ejemplos que me vienen a la mente. Son herramientas viables si encajan. Antes de incorporar rápidamente algo, tenemos que ver cómo se inscribe en el contexto de lo que ya se está haciendo y tenemos la necesidad de evaluar cuidadosamente el contexto en el que fue exitoso.

Ciertamente, hay que mantener una mente abierta e incorporar innovaciones sensatas donde correspondan.

El contexto es un elemento clave de un sistema. El contexto establece la naturaleza de la relación de los diversos componentes del entrenamiento dentro del sistema. Lo que hacemos hoy en el entrenamiento debe encajar con lo que hicimos ayer y debe fluir a lo que vamos a hacer mañana.

Lo mismo es cierto para los componentes del entrenamiento. Tal vez la mayor violación del principio de contexto es tomar uno de los componentes, por ejemplo, la velocidad o la fuerza y entrenar ésta con exclusión de todas las demás cualidades físicas. Esto es básicamente defectuoso. Es posible diseñar un programa donde se hace hincapié en un componente durante una fase, pero se deben tener en proporción a los otros componentes y situarse en el contexto del plan total de entrenamiento.

Si el principio de contexto no se observa, entonces, los componentes del entrenamiento van a quedar desproporcionados y la adaptación no se producirá en el nivel previsto. La mejor manera de mantener todo en el contexto es planificar bien y adherirse al plan.

Periodización

¿Qué tan importante es la planificación? No planificar es planificar el fracaso. Así que, obviamente creo que es importante, pero tengo algunas preguntas al concepto de periodización que adquiere aceptación popular. ¿De dónde viene que el enfoque en la planificación debe ser, a largo plazo o a corto plazo? He llegado a la conclusión de que la atención debe centrarse en la planificación detallada de corto plazo, el microciclo real y la sesión de entrenamiento. He encontrado en los últimos años que el plan a largo plazo demanda ajuste constante.

Acostumbraba a poner demasiados detalles en el plan a largo plazo y siempre terminaba modificándolo o cambiándolo de todos modos. El otro aspecto de la planificación que debe exigir la atención es la planificación de la interacción entre todos los componentes del entrenamiento. ¿Está todo en su contexto o hay algo inesperado? Irónicamente algunas de las sesiones de entrenamiento más productivas que he tenido como entrenador han llegado cuando tiré a la basura el plan y seguí mis instintos.

Supongo que es el arte de esto, ¡pero al menos tenía un plan para tirar a la basura! Para seguir adelante y hacer una planificación más significativa será necesario un cambio de paradigma importante. Será necesario un alejamiento del enfoque de Newton, el reduccionismo lineal, que nos ha traído a este punto, pero que nos impide avanzar hacia el futuro. Los avances en la ciencia en el siglo XX, lógicamente, nos llevan a una aproximación cuántica a la planificación del entrenamiento. El enfoque cuántico se enfoca en relaciones y conexiones. Entrenar no es más que aprender a aprovechar estas conexiones y relaciones en constante cambio.

El uso de este enfoque de entrenamiento se convierte literalmente en una danza de descubrimiento. Requiere del entrenador de participar más activamente en el seguimiento de todos los aspectos del entrenamiento. Se trata de una desviación significativa frente a centrarse en las partes y suponiendo que las partes se reunirán en una especie de conjunto útil razonable.

El plan debe buscar constantemente relaciones críticas que permitirán al organismo adaptarse al estrés del entrenamiento. El cuerpo es un sistema completamente integrado, para optimizar el rendimiento de este sistema hay que tener un enfoque de sistemas para la planificación y ejecución del entrenamiento.

(c) Vern Gambetta.
THE GAMBETTA METHOD represents a unique and innovative approach to training and rehabilitating athletes based on thirty plus years of experience working with a multitude of sports at all levels of competition.


Twitter @rugbyandfitness | Facebook.com/rugbyandfitness

viernes, 26 de junio de 2020

CONTENIDOS BASICOS DEL RUGBY

El desarrollo del rugby responde a ciertos principios del juego, por consiguiente intentaremos describir una amplia clasificación de los mismos que permitan ordenar su estudio para buscar herramientas metodológicos en las etapas de formación de jugadores.

Desarrollo
Principios Básicos del Juego

a) Incentivar en los jugadores las intenciones de “ir para adelante” buscando los espacios vulnerables de la defensa para lograr el objetivo de sumar puntos u ocupar terreno cercano a línea de anotación.
b) Buscar el apoyo en situación ofensiva o defensiva.
c) Mantener una actitud activa en la continuidad del juego.
d) Atacar la pelota cuando la misma está en posesión del adversario.


Contenidos técnicos Colectivos / Formaciones Fijas

1) A- Scrum

Buscar ganar la posesión de la pelota por acción colectiva y coordinada.

a) Fortalecer técnicas correctas, en la ubicación de la cabeza, tensión de la espalda, posición y tracción de las piernas y pies.
b) Coordinación colectiva de los jugadores para realizar el empuje.
c) Acción propia de empuje.
d) Mantener la posesión y el sentido del scrum sin giros.
e) Control de la pelota por parte del Hooker.
f) Coordinación Medio Scrum-Hooker-pack en la introducción de la pelota al scrum.
g) Empuje mas desprendimiento del octavo.


Principios básicos del Scrum
1) Mantener la tensión sobre las musculatura postural de la espalda, con piernas flexionadas y tronco paralelo al piso.
2) Iniciar la acción de contacto como una unidad sólida y bien conformada.
3) El extremo derecho de la primera línea de formación toma contacto apoyado con cabeza por fuera de la marca.
4) Mantener la acción de tracción y fuerza hacia delante una ves compuesta la formación e iniciada la disputa por la pelota.
5) Coordinar la acción de empuje colectivo junto con la incorporación de la pelota.
6) Desarrollar habilidades de coordinación colectiva entre el medio scrum, el hooker y el resto del pack ofensivo.

2) B- Line – Out

Buscar la posesión de la pelota en el instante de situación dividida.

a) Puesta en juego, lanzamiento.
b) Coordinación entre lanzador y receptor.
c) Salto, disputa y obtención de la pelota.
d) Consolidación de la posesión y apuntalamiento de la formación.
e) Acción de limpieza en el inmediato apoyo.
f) Variantes de formaciones completas o reducidas de jugadores.

Line – Out

1) Superar al rival alcanzando la posesión de la pelota de forma controlada.
2) Ocupar la posesión del línea – out lo antes posible.
3) Construir variantes ofensivas en la puesta en juego:
- Según la ubicación de la cancha.
- Según el momento del juego.
- Según fortalezas en la formación.
- Variantes numéricas en la formación.
4) scrum, octavo, capitán o hooker)
5) Información clara de la decisiones al resto del equipo.
6) Lanzar la pelota con movimiento coordinado con el saltador receptor.
7) Agrupación por parte de los jugadores apuntalando al saltador, continuar las acciones a la toma de posesión de la pelota preservando la condición.
8) Agrupación defensiva en caso de perder o no alcanzar la posesión del balón intentando neutralizar la acción ofensiva.
Crear una plataforma de traspaso de la pelota de forma controlada


Twitter @rugbyandfitness | Facebook.com/rugbyandfitness 

miércoles, 24 de junio de 2020

SECUENCIA DE UN GESTO TECNICO

En anteriores columnas hemos definido a la técnica como uno de los elementos altamente relacionados con el rendimiento deportivo. Si agudizamos nuestras observaciones vemos que en el rugby hay una gran cantidad de movimientos específicos que constituyen los gestos técnicos propios del juego. Estos movimientos van a discurrir en el espacio y en el tiempo y por lo tanto la percepción de los distintos movimientos adquieren un gran valor.

Toda la información del movimiento que llega al jugador de rugby le va a servir como referencia entre el movimiento ideal y el gesto personal, que realiza en cada intento o repetición del gesto técnico, llegando a ser capaz de autocorregirse cuando es un jugador de alto nivel.

Tradicionalmente la técnica se enseña siguiendo un método analítico que por medio de la repetición del gesto llega a su automatización y mecanización. Los ejercicios de asimilación y de aplicación son la base de éste sistema. Pero, en lo últimos tiempos, hay entrenadores que de forma más moderna, para preservar la realidad del juego, enseñan la técnica a través de métodos globales donde el gesto técnico siempre está en función de la solución táctica. La mejora del gesto se logra a partir de situaciones pedagógicas, polarizando la atención del jugador y del entrenador en la correcta ejecución técnica.

En un principio éstas situaciones deben tener pocos elementos perturbadores para garantizar la posibilidad de éxito del gesto y en la atención selectiva hacia él. Este sistema exige más tiempo, es un proceso más lento en sus comienzos pero asegura a medio y largo plazo una mejor conciencia de la utilidad del gesto técnico y una adaptabilidad al juego muy superior al método analítico.

Ambos sistemas son utilizables y deben mezclarse según como lo considere cada entrenador. La elección de uno sólo de ellos no se aconseja.
Una propuesta de secuencia en el aprendizaje de un gesto técnico podría ser la siguiente:

A)    Crear la necesidad de aprender el gesto técnico específico.
Para lograrlo habrá que proponer situaciones pedagógicas que condicionen por sí mismas la aparición del gesto técnico, por ejemplo, si el objetivo es generar un pase, las situaciones planteadas serán las propuestas donde se vea una clara superioridad numérica con suficiente espacio para jugar y que se posibilite el avance de los jugadores; por el contrario si se busca asegurar al posición de la pelota por medio de un maul los juegos serán de inferioridad numérica. Al reflexionar sobre las diferencias de una situación de dos atacantes contra un defensor y de un atacante versus dos defensores, se llega a la conclusión que tiene una solución táctica opuesta y entonces las herramientas para solucionarlo serán distintas, en el primer caso un pase y en el segundo, juego agrupado, maul.

B)     Crear el modelo ideal en la imaginación del jugador.
Una vez que el jugador ha vivenciado la necesidad de aprender el gesto, llega el momento de que los experimente en su globalidad. La experiencia de sus acciones en el juego, apoyadas por demostraciones o visualizaciones le permitirán ir creando la imagen ideal del movimiento, que le va a servir para ajustar el patrón de sensaciones que se registra internamente después de cada ejecución. Nuevamente se remarca la necesidad de realizar las actividades en condiciones favorables, sin cansancio y sin muchos elementos que distraigan la atención.

C)    Observación, análisis y mejora de los puntos débiles en la ejecución.
Todos los movimientos pueden descomponerse en bloques o fases que pueden mejorarse parcialmente, aumentando el rendimiento global del gesto técnico. La observación y la capacidad de análisis para descubrir posibles anomalías en la ejecución técnica deben ser unos grandes aliados del entrenador con experiencia, que una vez observado el problema lo subsanará, ya sea por medio de ejercicios analíticos centrados en la parte del movimiento que se desea mejorar o bien por situaciones globales con la atención centrada hacia el objetivo a lograr.

D)    Aumento progresivo del nivel de dificultad en la ejecución técnica.
Se va a pasar de un extremo donde se entrenaba en situaciones favorables al otro en que la técnica se va a realizar en distintas situaciones con dificultades. En este largo camino irá apareciendo poco a poco elementos perturbadores, como pueden ser los contrarios, compañeros, espacios cambiantes, menos tiempo de ejecución; es decir, mayor presión sobre el jugador. Si el grado de eficacia del gesto técnico se mide en precisión y en velocidad de ejecución, este parámetro, en el jugador experimentado, no debe verse afectado por el entorno cambiante, ni por sus condiciones intrínsecas momentáneas. Cuanto mayor sea el bagaje de posibilidades técnicas del jugador, más medios y herramientas tendrá de solucionar una misma situación de juego y mayor será la incertidumbre de sus oponentes.

Juan Casajús | Facebook.com/Juan.Casajus.Rugby | Twitter: @JuanCasajus


Material autorizado para su reproducción citando autor y fuente.

www.rugbyandfitness.com
Twitter @rugbyandfitness
www.facebook.com/rugbyandfitness

lunes, 22 de junio de 2020

SPONSOR, Webb Ellis


Agradecemos a Webb Ellis, quienes nos siguen acompañando. Pueden clicklear en la lista de banners de la derecha y conseguir todos los productos ofrecidos.

Muchas gracias a todos los visitantes a ésta página aquí, en Twitter @rugbyandfitness, en www.facebook.com/rugbyandfitness y a la Empresa XELTIC, licenciataria de Webb Ellis y Spalding. http://www.xeltic.com.ar/

También estamos en Instagram.com/rugbyandfitness

viernes, 19 de junio de 2020

19 de Junio, DIA DEL RUGBIER ARGENTINO

Unos cuántos años atrás, en el año 2012, cuatro seguidores del Rugby (Juan Casajús, Marcelo Fajnzyn, Marcelo Mariosa y un rugbier brasileño) se preguntaron si existiría la posibilidad de homenajear a todos los jugadores pasados y actuales del Rugby argentino.


Se pusieron de acuerdo, a pesar de vivir en lugares muy distantes, y comenzaron con el festejo.


Decidieron ésa fecha, ya que ése día nacieron Los Pumas (Seleccionado Argentino Mayor de Rugby) en su viaje internacional a Sudáfrica durante el año 1965. 


Aquél consagrado día, los recién nacidos Pumas le ganaron al Junior Springboks por 11 a 6, con tries de Pascual, España y Loyola con una conversión del negro Poggi. 


El match se jugó en uno de los míticos estadios de rugby, Ellis Park, ante 40.000 personas. 


Durante el primer año de conmemoración de la fecha, más de 3.000 personas conocieron y rememoraron ésta historia a través de las redes sociales. Y desde ahí cada vez más son los partidos, terceros tiempos y anécdotas que se suman. 

Todos los años conocemos más amigos que se suman, el rugby argentino sigue creciendo, así que en éste 2020, los invitamos a contar entre sus contactos de Rugby ésta historia y a difundirla!


A todos ustedes, FELIZ #DíaDelRugbierArgentino  

"19 de Junio, día del rugbier argentino". 


miércoles, 17 de junio de 2020

AVANZANDO EN EL TACKLE

Desde nuestro análisis, los tackles mal ejecutados tienden a ser consecuencia más de una mala posición que de una mala técnica de tackle.

En un post anterior se pueden leer los factores claves del tackle.

No olvidar que el tackleador debe cerara los espacios del portador de la pelota y luego lograr un equilibrio y estabilidad antes de adelantar el pie para permitir que el hombro y el brazo entren en contacto, lo que permitirá después que las piernas empujen en el tackle. 

Agregamos un video de entrenamiento y sus modificaciones graduales según nivel de aprendizaje y de juego: https://www.youtube.com/watch?v=a0XHEFewDM0



www.rugbyandfitness.com | Facebook.com/rugbyandfitness | Twitter @rugbyandfitness