viernes, 20 de septiembre de 2019

LA NIÑEZ Y LA PELOTA OVALADA

El equilibrio en el inicio de los que comienzan a jugar y las expectativas de los adultos.

Muchas veces hemos visto niños y niñas con una pelota de Rugby. Los sentimientos que nos recorren son varios. Desde preguntarnos si ésa pequeña persona jugará, hasta creer que si juega podrá lastimarse.

El principal mensaje de padres y entrenadores es que el Rugby debe ser seguro. Los valores humanos que quiere practicar, el respeto por el reglamento y la diversión con el contrario harán que jugar al Rugby sea, justamente, mucho más que ello.
Será muy importante el entorno que rodee a niños y niñas, ya que muchos pensarán en un concepto prematuro del rendimiento, entendido como la mejor actuación que dicho pequeño jugador pueda realizar.

Es en éste punto, donde no debe pasar desapercibida la necesidad de constituir la salud como base de todo aprendizaje posterior y como valor agregado del deporte para la sociedad. Sin salud todos los intentos serán en vano. Y muchas veces éste concepto se conoce recién más adelante. Pasado determinado tiempo es posible que aparezcan situaciones no atendidas tiempo atrás.

Fundamentalmente en éste punto del rendimiento y para entender como muchos niños y niñas tardan en aprender, en mejorar, en desarrollarse, simplemente hay que hacer referencia a las habilidades innatas y/o adquiridas necesarias para actividad del Juego y del Deporte.

Se sugiere el conocimiento y la información en las prácticas educativas (http://rugbyandfitness.blogspot.com.ar/2011/02/las-practicas-educativas-en-el-rugby.html) que se llevarán a cabo, pero no dejemos ningún espacio de ocupar y comunicar que tanto el Rugby como otros deportes permiten que los niños y niñas crezcan en ambientes de alegría y ejercicio. 


miércoles, 18 de septiembre de 2019

EL REFEREE TIENE LA RAZÓN?

En estos tiempos donde vemos que en cualquier deporte que podemos ver tanto en persona (in situ) como también por TV o Internet; podemos observar con sorpresa como son tratados e insultados los referees.

Los que hemos sido formado con estos valores dentro de nuestro amado deporte; sabemos que esto lo tenemos grabado a fuego en nuestra piel y mente.

Es bien sabido que en varias canchas de rugby en lo largo y ancho de nuestro país, hay carteles en la entrada del club o al costado de las canchas que dicen como por ejemplo lo que se detalla a modo de ejemplo a continuación: 

* En este club establecimos que el Árbitro siempre tiene la razón, sus fallos y decisiones no se abuchean ni cuestionan. Los disconformes hagan silencio o no permanezcan en este club.

*Si Usted es de aquellas personas que nunca están con forme con los fallos del Arbitro...Si usted no comparte la tesis de que el Referee siempre tiene la razón...Si usted no puede ser un poco generoso y tolerante con los errores que pueden cometer estos colaboradores indispensable en nuestro juego..."NO VAYA A VER PARTIDOS DE RUGBY NI ENTRE A UNA CANCHA A JUGAR"...La gran familia del Rugby se lo agradecerá.  

Y así una innumerable cantidad de carteles que describen esto.

Pero realmente, el referee siempre tiene la razón??  

Como he dicho en la carta opinión antes publicada, el REFEREE es un ser humano y como tal, puede cometer errores. Lo que NUNCA, pero NUNCA se debe dudar o poner en tela de juicio es su Honestidad, Honorabilidad e Imparcialidad. 

Siempre, como estudioso del reglamento que es, el REFEREE de rugby si se equivoca, pedirá las disculpas pertinentes como caballero que es y, por los valores que le fueron inculcados en su etapa de jugador.

Nunca hay que dejar de lado ni olvidar, que el REFEREE de RUGBY, es un colaborador más del juego, que su única misión dentro de la cancha es mantener el juego lo más dinámico posible, evitar que los jugadores se lastimen o lesionen y que se hagan la mayor cantidad de tries posibles.

El ESPÍRITU de Rugby le debe mucho de su atractivo al hecho de ser jugado conforme la letra, pero también dentro del espíritu de las Leyes. La responsabilidad de asegurar que esto ocurra no reside en un solo individuo: involucra a entrenadores, capitanes, jugadores y árbitros.

Es a través de la disciplina, el control, y el respeto mutuo que florece el espíritu del juego, y en el contexto de un juego tan exigente físicamente como el Rugby, éstas son las cualidades que forjan la camaradería y el sentido de juego limpio, esencial para el prolongado éxito y supervivencia del juego. Pueden considerarse tradiciones y virtudes de vieja estirpe, pero han pasado la prueba del tiempo y en todos los niveles en que se practica el juego, siguen siendo tan importantes para el futuro del Rugby como lo han sido durante su largo y distinguido pasado. Los principios del Rugby son los elementos fundamentales sobre los que se basa el juego, y permiten a los participantes identificar inmediatamente el carácter del juego y lo que lo hace peculiar como deporte.

La disputa por la posesión de la pelota es una de las características claves del Rugby. Estas disputas suceden a lo largo de todo el partido. Estas disputas están balanceadas de modo tal de permitir premiar las destrezas superiores desplegadas en la acción precedente, para estas disputas es que debemos estar preparados y, preparar a los jugadores adicionándoles en forma acabada el conocimiento de las leyes del juego…siendo una parte más de los entrenamientos semanales de los equipos.

Estos son algunos de los tantos valores que hay en nuestro deporte y, es por ello que cuando nos toca formar o entrenar a niños/as en el rugby infantil, juveniles o mayores, debemos decirles EL REFEREE se puede equivocar, pero sus decisiones se respetan y se ejecutan. Las dudas o aclaraciones se deben realizar en nuestro tercer tiempo.

Nosotros, como formadores de futuros grandes jugadores, somos los primeros responsables para que estos principios nunca se pierdan y sigan pasando de generación en generación.

Mantengamos esa bandera bien arriba en el Rugby!!! No permitamos que sea contaminado con improperios y epítetos.

Hasta la próxima oportunidad. Nos vemos en la cancha.

Buen rugby para todos. 

Luciano Sapag

Twitter @rugbyandfitness | Facebook.com/rugbyandfitness 

lunes, 16 de septiembre de 2019

LAS PRACTICAS EDUCATIVAS EN EL RUGBY


Existe una preocupación en sistemas de países donde la necesidad de saltear etapas y lograr rápidos resultados para llegar a instancias superiores se impone como prioridad. Existen argumentos que sostienen los diversos juicios expresados sobre la práctica infantil de alto nivel, advirtiéndose en ellos como criterio para su refutación o su defensa, que se utiliza o escuda bajo aquel lema de “esto o aquello es apto para el niño”.

Se propone un análisis basado en disminuir los problemas causados al niño y trabajar a largo plazo en procura de la erradicación de otros problemas y las consecuencias. Deseo compartir la siguiente idea:

El deporte infantil de alto nivel plantea un problema desde el punto de vista educativo.

Como muchas otras cosas que le crean problemas a la infancia, por ejemplo la televisión, computadora, etc. y apoyados sobre las referencias de abajo, la práctica deportiva infantil de alto nivel no nace por razones educativas.

La discusión sobre ella refleja, y no sorprende, la dificultad de analizar el problema desde un punto de vista educativo.

De hecho, este análisis puede realizarse sólo “a posteriori”, y los argumentos en favor y en contra, sólo pueden proponerse cuando los niños tienen realmente los problemas o se piensa que los tengan.

El interés principal del deporte de alto nivel (como sistema social) no es solamente de naturaleza educativa o, por lo menos, no es ésta el elemento fundamental. Su interés reside, ante todo, en su conservación como sistema y en el continuo mejoramiento de los resultados deportivos, siempre ligado a razones culturales, políticas e ideológicas.

A veces, los argumentos educativos, sin embargo, son útiles si sirven para preservar y mejorar el sistema. Empero, otras veces, no son agradables porque tienen una acción de perturbación sobre el sistema, o mejor dicho, no son funcionales en su conservación y su desarrollo.

Para alcanzar este objetivo de conservación del sistema y mejoramiento constante de los resultados, por lo menos en los tipos de deportes que hemos citado, se apartó en el período de la infancia la práctica de alto nivel, con su entrenamiento particular, con sus exigencias de competición.

Esta es una exigencia de los adultos. Los niños jamás pensarían en someterse a una forma tan organizada de deporte que busca un resultado a largo plazo, y a la organización del programa cotidiano, semanal y anual necesario para obtener un resultado de alto nivel. Esto no quiere decir que los niños no se alegren con los resultados que obtienen.

No obstante, el proceso que lleva a estos resultados y a mantenerlos requiere una planificación precoz de la vida infantil y una notable auto-organización que los niños no pueden brindarse por sí solos. De manera que es necesaria e imprescindible la asistencia de padres, profesores, entrenadores, médicos, clubes y escuelas.

Esto contiene aspectos importantes, desde el punto de vista educativo. Si al problema se lo contempla desde una creación pedagógica, se comprende por qué es tan controvertida la discusión que nace del desarrollo y de la difusión de una práctica de alto nivel infantil. Se comprende menos porque las opiniones positivas y negativas sobre esta práctica se basan exactamente en el mismo argumento, o sea, en el de lo ” apto para el niño”.

La transcripción al ámbito del Rugby, como así otros argumentos, los iremos desglosando en posteriores columnas.

Se toma como referencia la revista italiana “Revista di Cultura Sportiva” y Encuesta sobre Actividad Física y Hábitos en niños en edad escolar (http://rugbyandfitness.blogspot.com/2010/11/encuesta-sobre-actividad-fisica-y.html)

miércoles, 11 de septiembre de 2019

LOS MAESTROS DEL RUGBY


Hace años, muchos años que nuestro deporte se nutre de maestros del rugby. Son exjugadores (padres, tíos, abuelos, hermanos) que en forma desinteresada comienzan a devolver al club y al rugby todo lo que el Rugby y el club les dio.

Es una tradición que se viene repitiendo por décadas. Algo que representa el gran espíritu de nuestro deporte.

Estos maestros del rugby saben de todo un poco, saben de rugby, de cancha sembrada, de amistades, de golpes y lesiones, 3er tiempo, de compartir y de dar todo el tiempo. Saben encontrar las palabras justas para que un chico, un jugador, un padre entiendan como es este deporte y como disfrutarlo.

No hay una carrera universitaria, ni curso habilitante para ser Maestro del rugby. Es la sumatoria de todas las características arriba detalladas, sumadas a la experiencia de cada uno que los va convirtiendo en maestros

Llevo varios años trabajando con rugby y año a año no dejo de sorprenderme con estos maestros que se empapan de las necesidades del club, se ponen los cortos, silbato, botines y comienzan a entrenar en las diferentes categorías.

Y si digo necesidades, es porque el club los necesita, alguien tiene que transmitir el espíritu del club, lo que significa la camiseta, los valores del rugby y que este este deporte es para divertirse.

Los hay en todos los clubes, algunos quedan por años en las categorías más chicas, otros están en el paso de infantiles a juveniles y otros quedan en juveniles, algunos quedan en Superior. Pasan los años y están al borde de la cancha, listos para colaborar donde se necesite, trasmitiendo su conocimiento y sus experiencias. Son personas para ser consultadas y escuchadas. Para mi son como los sabios de los pueblos originarios.

El rugby ha evolucionado mucho en los últimos años, hoy no alcanza con enseñar desde la propia experiencia, es necesario adaptarse a la evolución no sólo del juego, sino de los jugadores. Hay que capacitarse constantemente y eso obliga a estar dispuesto a debatir ideas y en algunos casos tener que modificarlas.

Pero en esta revolución tecnológica que vivimos, donde hoy encontramos ejercicios de rugby por todos lados, vemos los mejores tries, casi en vivo, podemos analizar el entrenamiento de los seleccionados. Nos encontrarnos con entrenadores, con mucha información, pero que no pueden aplicar esa información en el entrenamiento o con los jugadores. Disponen del conocimiento, pero les faltan herramientas para transmitir esas ideas.

Nada es blanco o negro en el deporte, es decir no sirve un entrenador que se basa solo en sus experiencias y no se abre a recibir una sugerencia, como tampoco sirve un entrenador con mucha información y poca pedagogía.

Sin dejar de ser maestros de rugby, cada entrenador puede ser un especialista en los distintos aspectos del juego. De esta manera yo puedo tener gente más interesada en el scrum, en line, en ataque, defensa, en infantiles, en juveniles, etc. Pero sin dejar de interpretar por un lado la lógica interna de este juego y por otro lado que el jugador viene a jugar y jugar es divertirse y en ese divertirse se va formando como persona.

Lo que no puede pasar es que ese maestro de rugby, por especializarse deje de trasmitir el espíritu y los valores de este deporte. Uno debe formarse como entrenador en aspectos técnicos, tácticos, estratégicos y humanos. Probablemente sea este uno de los aspectos más difíciles de capacitarse.

Los clubes necesitan de estos maestros, pero mas que el club, quienes los necesitan son los jugadores, quienes vienen al club a jugar al rugby, pero primero vienen a formarse como personas. La excusa es el rugby. Pero el objetivo de nuestro juego es formar buenas personas.

Esa semilla que los maestros van dejando en los jugadores, genera que con el paso del tiempo, nos encontremos juveniles colaborando en infantiles, jugadores de superior colaborando en juveniles y cuando ya una deja de jugar, continua con el legado entrenando diferentes categorías o inclusive el plantel superior.

Darío Salluzzi | Licenciado en Educación Física | Email: dario.salluzzi@gmail.com
Material autorizado para su reproducción citando autor y fuente.

www.rugbyandfitness.com | Instagram, Twitter @rugbyandfitness | www.facebook.com/rugbyandfitness



lunes, 9 de septiembre de 2019

AMIGOS DEL RUGBY



Todos quienes editamos y escribimos en RugbyAndFitness estamos orgullosos de nuestro espacio de Rugby y de cómo ha crecido desde sus inicios.

Entrenadores, jugadores, referees y fanáticos nos visitan habitualmente llegando en las redes sociales a superar los 89.500 seguidores!


Hace unos años atrás comenzamos una sección que hemos denominado #AmigosDelRugby


Cada vez que recibimos un equipo de distintas divisiones, clubes, uniones, países del mundo nos ponemos contentos ya que allí hay amigos, entrenamientos y anécdotas en conjunto.


Hemos sido desbordados por la cantidad de fotos y mensajes recibidos pero de forma paulatina y sin pausa, TODOS van a integrar la gran galería de imágenes.


Pueden envíar la foto de su equipo (con el nombre del Club, Ciudad y País) por mensaje interno en facebook y, les pedimos paciencia, las iremos subiendo encabezando nuestro espacio, semana a semana! 


La inmensa cantidad de clubes y todas las fotos de los equipos al momento, las pueden ver en y en Instagram @rugbyandfitness con el Hashtag #AmigosDelRugby  

Muchas gracias, los esperamos!

Pueden sumarse en

viernes, 6 de septiembre de 2019

SEGURIDAD EN RUGBY INFANTIL


El niño es lo más importante.

Lo más importante para nuestros entrenadores son los niños y niñas, todos y cada uno de ellos y el grupo que forman. Por encima del rugby está su desarrollo como persona. Creemos que la escuela de rugby constituye una actividad muy interesante para un niño en una edad tan importante. Por ello valoramos el compañerismo y el respeto entre cada niño y hacia el resto de personas vinculadas a este bello deporte.

Tampoco podemos olvidarnos de la parte deportiva, tan importante en las fases de crecimiento. La escuela de rugby no compite en las categorías inferiores. O, al menos, no es nuestro objetivo la competición. Todos los pequeños que lo desean pueden practicar este deporte y a todos ellos se les dan las mismas oportunidades, sean altos, bajos, gordos, delgados, torpes o ágiles. Todos los niños son válidos para jugar a rugby y lo venimos demostrando durante muchos años.

Por último, no podemos olvidarnos de los estudios. Tenemos muy claro, como educadores, que lo primero es la educación escolar.

Ante todo la seguridad

El rugby es un deporte en el que el contacto es fundamental. Si lo elimináramos estaríamos hablando de un deporte totalmente distinto. El contacto aporta pues al rugby toda su belleza, pero también una buena parte del riesgo.

Las directrices que los entrenadores dan a los niños van siempre encaminadas a saber hacer frente a ese riesgo. Se les enseña a los pequeños a caer al suelo, a chocar, a recibir choques..., de la forma más protegida posible, para garantizar casi totalmente la ausencia de lesiones.

Hay un elemento protector que consideramos de obligada utilización. Se trata del protector bucal. Debido al contacto antes mencionado, cualquier golpe en la boca puede ocasionar al niño un susto no deseado. Está demostrado que este protector reduce prácticamente a cero este tipo de lesiones.

www.rugbyandfitness.com
Twitter @rugbyandfitness | www.facebook.com/rugbyandfitness

miércoles, 4 de septiembre de 2019

ENTRENAMIENTO DE SITUACIONES DE ATAQUE


Cuando planificamos en los entrenamientos la resolución de situaciones de ataque y defensa, debemos tener en cuenta algunos aspectos, que permitirán que el objetivo planificado se logre cumplimentar.

Debe quedar claro tanto  para los jugadores como para  los entrenadores, que siempre que trabajemos estas situaciones, estamos trabajando dos objetivos al mismo tiempo. No se trabaja solo el ataque, o solo la defensa.

Puede suceder que el objetivo principal del drill o del juego sea referido al ataque, pero no por eso voy a dejar de lado a la defensa. Las correcciones deben estar puestas en los dos aspectos del juego.

Organización de drills para Ataque:

  • Debemos como primera medida, asegurar que el sector de entrenamiento este apto para una situación de contacto.
  • Siempre armar el drill de lo mas simple a lo mas complejo y de lo conocido a lo desconocido. No comenzar con un drill totalmente nuevo. Partamos de una situación que sea familiar para los jugadores
  • Tener en cuenta que si lo que yo quiero es trabajar el ataque cualquiera sea el drill que elija, el ataque debe comenzar teniendo amplia superioridad sobre la defensa. Ejemplo: Objetivo resolución del 4v4, primero debo pasar por el 4v1 , para que luego se valla complejizando el ejercicio hasta lograr el 4v4.
  • Desarrollar los trabajos en espacios lo mas reales posibles o donde realmente el ataque pueda encontrar los intervalos defensivos, para llevar adelante el objetivo planificando. Ejemplo: Partido 12v12 en espacio muy reducido, el ataque no podrá desenvolverse normalmente y es muy raro que esto suceda en un partido, ya que los espacios están calculados en proporción a la cantidad de jugadores.
  • Orientar también a los jugadores a que utilicen todo el espacio que el drill permita para atacar.
  • Hacerle ver al jugador la importancia de la profundidad, de venir lanzado, corriendo, sea portador o apoyo. Además de atacar el espacio.
  • Debo estructurar el ejercicio para que respete los principios del ataque y sus objetivos primordiales.

Estos puntos planteados arriba, son una guía a tener en cuenta para cuando planificamos situaciones de ataque. Permiten ordenarnos y focalizarnos en la resolución.

Darío Salluzzi | Licenciado en Educación Física | Email: dario.salluzzi@gmail.com
Material autorizado para su reproducción citando autor y fuente.


www.rugbyandfitness.com | Instagram, Twitter @rugbyandfitness | www.facebook.com/rugbyandfitness

lunes, 2 de septiembre de 2019

SUPERAMOS LOS 86.000 CONTACTOS


Sumate a nuestros contactos en las redes sociales. La información que les llega a todos sirve para un rugby mejor y más seguro. 

En varios años con nuestro blog, nos hemos ido instalando como espacio de referencia y consulta donde cada vez más entrenadores, jugadores, refs y voluntarios nos siguen con
ésta propuesta.

Info actualizada en español, inglés y portugués, mucho contenido, difusión permanente, artículos propios y de otras autorías, newsletter, producciones propias, Canal de Vídeos propio en YouTube, cuenta Twitter @rugbyandfitness; Instagram y además 488.000 visitas en el blog, 535.600 reproducciones en nuestro canal de videos y vamos por más...!


Nuestra gran comunidad y red de rugby la pueden encontrar en:

Invita a tus contactos...
Muchas Gracias!!

viernes, 30 de agosto de 2019

PERCEPCIÓN, 3 vs 2

El dominio de las situaciones de 2+1 atacantes versus 2 defensores supone un nivel que no es fácil de alcanzar. Es necesario que los tres atacantes implicados actúen de manera sincronizada en base a una serie de referencias comunes.

El portador de la pelota va actuar de una u otra manera en función de las acciones de los defensores y de sus compañeros. Y ése es un punto importante a tener en cuenta en el análisis. Sus compañeros deben ser capaces de acoplarse a la acción emprendida por el portador de la pelota para desarrollar una acción coordinada que permita superar a la defensa en función de cómo se está desarrollando la situación.

La manera de aprender a actuar conjuntamente en todas éstas situaciones es afrontando numerosas veces dichas situaciones y al mismo tiempo ayudando a que los jugadores construyan referencias comunes sobre los posibles escenarios que se pueden dar y como reaccionar ante ellos en función de cuál es el rol que en ese momento esta ocupando (si es portador de la pelota, apoyo externo o apoyo axial). 

Cuando hablamos de construir referencias comunes nos referimos a que son los propios jugadores los que, con la ayuda del entrenador, deben ir creando un saber actuar conjunto en base a una serie de conocimientos compartidos sobre cómo actuar en función de cómo se produzcan determinados comportamientos de los defensores o de los atacantes. En análisis posterior entre jugadores y entrenador es de suma importancia.

En el video que se adjunta podemos ver distintas opciones que nos pueden ayudar a trabajar con nuestros jugadores situaciones de 2 + 1 contra 2. 


Video >



Twitter @rugbyandfitness | Facebook.com/rugbyandfitness

miércoles, 28 de agosto de 2019

CONMOCION CEREBRAL, UN APORTE (Parte II)


En la presente columna, retomamos la parte 1.

La misma está planteada desde el punto de vista del maestro de rugby infantil y Referee de Rugby, en un tema como la conmoción cerebral donde debemos actuar en consecuencia.


Los siguiente son algunos síntomas de una conmoción cerebral:


  • Dolor de cabeza
  • Náuseas y vómitos
  • Mareo o problemas de equilibrio
  • Visión doble o borrosa
  • Sensibilidad a la luz
  • Sensibilidad al ruido
  • Sentirse mareado o aturdido
  • Sentirse mentalmente "enturbiado"
  • Dificultad para concentrarse
  • Dificultad para recordar
  • Confusión u olvido de eventos recientes
  • Lentitud para responder preguntas
  • Cambios de estado de ánimo, irritable, triste, emotivo, nervioso
  • Somnolencia
  • Dormir más o menos de lo normal
  • Dificultad para conciliar el sueño

Las conmociones cerebrales deben tomarse en serio y todos los atletas que se cree sufren de una conmoción cerebral no deben regresar a sus prácticas completas de deportes hasta que lo apruebe un médico. Un médico puede confirmar el diagnóstico de una conmoción cerebral y decidir si está bien que el atleta regrese a jugar. Los atletas que continúan jugando después de una lesión corren mayor riesgo de que se empeoren sus síntomas y de tener un periodo de recuperación más prolongado, y de sufrir una lesión cerebral más complicada si vuelven a recibir golpes en la cabeza mientras están en recuperación.
Nadie sabe cuántas conmociones cerebrales se pueden sufrir antes de que ocurra un daño permanente. Las conmociones cerebrales repetidas preocupan más, sobre todo si cada una toma más tiempo para resolverse o si se produce una nueva conmoción por un golpe repentino. El médico encargado de la evaluación debe saber sobre todas las conmociones cerebrales previas, incluyendo las que ocurrieron fuera de un entorno deportivo, con el fin de hacer las recomendaciones adecuadas sobre el regreso al juego y la participación en deportes en el futuro.
Tratamiento
El mejor tratamiento para una conmoción cerebral es reducir la actividad física y mental. Debe supervisar a los niños con frecuencia, pero no es necesario despertarlos para revisarlos. Es posible que la asistencia a la escuela y el trabajo se deban modificar y aplazar los exámenes y proyectos. Se debe excusar a los estudiantes de la clase de gimnasia o actividades durante el receso.  Se puede recomendar esfuerzo físico liviano para ayudar a la recuperación. La terapia física puede iniciarse debido a que algunos problemas ligados con las conmociones cerebrales pueden necesitar de una rehabilitación activa. Si se presenta un empeoramiento progresivo de los síntomas de la conmoción cerebral o cambios en el comportamiento, se debe reportar inmediatamente a su médico.
Regreso a la actividad física
El tiempo de recuperación de una conmoción cerebral varía según la lesión, pero puede prolongarse en los atletas que continúan jugando después tras sufrir la conmoción. Un atleta se puede sentir mejor y querer regresar a jugar antes de que su cerebro se recupere por completo. Teniendo en cuenta el período de tiempo incierto e imprevisible para la recuperación, toda la actividad deportiva se debe suspender hasta que los síntomas hayan desaparecido por completo en reposo. Un retorno gradual a la actividad física puede comenzar si ha sido aprobado por el médico. Pedir a un entrenador atlético, si tienen uno disponible, a que elabore un plan para supervisar el progreso puede ser útil. Es importante poner mucha atención si se empeoran los síntomas (como aumento del dolor de cabeza, náuseas o mareos) mientras se completa el proceso para regresar a la actividad. Cualquier síntoma relacionado con la conmoción cerebral que regresa con el esfuerzo es un claro indicador de que la conmoción cerebral no se ha curado. La autorización final para volver a la plena actividad debe estar bajo la dirección del médico.
Prevención
No todas las conmociones cerebrales se pueden prevenir, pero algunas se pueden evitar. Se deben usar cascos para cualquier actividad de montar (como montar a caballo, vehículo todo terreno, moto, bicicleta, patineta o monopatín de nieve) o para deportes de contacto (como el fútbol americano, el hockey y lacrosse). Los cascos deben quedar bien y estar en buenas condiciones. Se debe enseñar a los atletas sobre técnicas de juego seguras y a seguir las reglas del juego. Lo más importante es que cada atleta tiene que saber lo importante que es informar a su entrenador, preparador físico, o padre si se han golpeado en la cabeza o si tiene síntomas de una lesión en la cabeza, incluso si esto significa dejar de jugar. Nunca ignore una lesión en la cabeza, sin importar lo pequeña que sea.
(Continuará en Parte III) 

Luciano Sapag
Material autorizado para su reproducción citando autor y fuente.

www.rugbyandfitness.com | Instagram, Twitter @rugbyandfitness | www.facebook.com/rugbyandfitness