miércoles, 21 de febrero de 2018

POTENCIANDO JUGADORES

¨Un buen entrenador debe acercar a sus jugadores a su máximo potencial o descubrirlo.  Esa es su principal función, y la que debe ocuparlo todos los días en su trabajo cotidiano¨. Marcelo Bielsa

Esta frase resume brevemente la principal función del entrenador y cabe aclarar que no solamente nos referimos al alto rendimiento únicamente. Muy por el contrario, en todos los niveles y edades el entrenador tiene que tener esta meta como principal objetivo.

Debemos lograr que cada jugador que pase por nuestros entrenamientos pueda maximizar sus cualidades deportivas y personales. Para ello y citando a Johan Cruyff  ¨A los jugadores debemos guiarlos más que enseñarles¨. Nos situamos en esta posición en contraposición a aquellos estilos de entrenadores que siempre están corrigiendo y brindando ellos las respuestas a las situaciones problemas que se presentan durante el juego.

Debemos ser un nexo entre el jugador, el deporte y los objetivos planteados (del equipo, del club, etc). Moldeado las diferentes actividades y situaciones, acorde al grupo de jugadores con el que trabajamos, teniendo siempre en cuenta las características del mismo y respetando los tiempos de maduración de cada jugador.

Dentro de un proyecto macro dentro de un club o institución, el cual se compone de varios grupos de trabajo, tendremos una línea de trabajo troncal, pero a su vez debemos estar preparados para realizar pequeños ajustes según las características de los diferentes grupos. No podemos pretender que todos los equipos funcionen de la misma manera.

Generalmente en cada club se desarrolla una línea de trabajo general la cual define como jugar, plantear los partidos y entrenar. Pero esto no quiere decir que se deba trabajar de la misma manera con todos los equipos que se entrenen en ese club. Habrá objetivos generales, que marcarán un estilo, una forma de jugar, que serán representativa del club. 

Pero debemos tener en cuenta que los equipos están conformados por personas, que generan una dinámica en su funcionamiento que nunca es igual a equipos anteriores que hayamos entrenado y ni lo será de equipos venideros.

Al mismo tiempo, dentro del equipo, también debemos tener en cuenta las características individuales de cada uno de los integrantes. Y entender que no podemos exigir a todos por igual, cada uno tendrá un piso y un techo. Y dentro de este espacio individual, entran en juego las experiencias personales y las formas de responder a las diferentes situaciones, que irán conformando el funcionamiento del equipo.

Diferente es el planteo cuando se forma parte de una selección o seleccionado. En esta situación ¨los entrenadores podemos cometer dos pecados: hacer caminar a jugadores que vuelan o pretender que vuelen los que sólo pueden caminar¨. Marcelo Bielsa

Bibliografía

Lo suficientemente Loco. Senosiain, Ariel Senosiain. Editorial Corregidor. 2004
Me gusta el fútbol. Cruyff, Johan. Editorial RBA, 2002.

Darío Salluzzi | Licenciado en Educación Física | Email: dario.salluzzi@gmail.com

Material autorizado para su reproducción citando autor y fuente.

www.rugbyandfitness.com | Instagram, Twitter @rugbyandfitnesswww.facebook.com/rugbyandfitness



lunes, 19 de febrero de 2018

SPONSOR, CANTERBURY

Agradecemos a Canterbury Arg, empresa que se suma a nuestro blog con mucha información, columnas técnicas y videos de rugby.

Siguiéndonos en todas nuestras redes sociales, pueden participar por sorteos y regalos de indumentaria Canterbury.

Además pueden clicklear en la lista de banners de la derecha y conseguir todos los productos de excelente calidad y reconocimiento de Canterbury.
.
Muchas gracias a todos los visitantes a ésta página aquí y a través de todas nuestras redes sociales:

| Twitter @rugbyandfitness 

| Facebook.com/rugbyandfitness 
| Instagram.com/rugbyandfitness
| Linkedin
| You Tube

#MásYMejorRugby 

viernes, 16 de febrero de 2018

AMIGOS DEL RUGBY



Todos quienes editamos y escribimos en RugbyAndFitness estamos orgullosos de nuestro espacio de Rugby y de cómo ha crecido desde sus inicios.

Entrenadores, jugadores, referees y fanáticos nos visitan habitualmente llegando en las redes sociales a superar los 86.000 seguidores!


Hace unos años atrás comenzamos una sección que hemos denominado #AmigosDelRugby


Cada vez que recibimos un equipo de distintas divisiones, clubes, uniones, países del mundo nos ponemos contentos ya que allí hay amigos, entrenamientos y anécdotas en conjunto.


Hemos sido desbordados por la cantidad de fotos y mensajes recibidos pero de forma paulatina y sin pausa, TODOS van a integrar la gran galería de imágenes.


Pueden envíar la foto de su equipo (con el nombre del Club, Ciudad y País) por mensaje interno en facebook y, les pedimos paciencia, las iremos subiendo encabezando nuestro espacio, semana a semana! 


La inmensa cantidad de clubes y todas las fotos de los equipos al momento, las pueden ver en  

Muchas gracias, los esperamos!

Pueden sumarse en

miércoles, 14 de febrero de 2018

DECIRLES A LOS JUGADORES QUÉ HACER?

Me encuentro realizando una nueva y maravillosa experiencia en Nueva Zelanda. Me han dado la posibilidad de entrenar con un talentoso grupo de jugadores jóvenes y me interesó saber y conocer cómo son sus comunicaciones durante las distintas actividades y ejercicios.

Lo primero positivo es que sí hubo algunas comunicaciones que provenían principalmente en defensa y de algunos jugadores, no todos.
Deseo compartir mis anotaciones de cuando unimos a los backs con los forwards. Se notaba en el movimiento general del juego que la pelota iba de un lado a otro cambiando ataque y defensa pero los que más hablaban eran los defensores que cubrían el espacio interno y gritaban “cubro” ("shuffle").
Le pregunté al entrenador del equipo si ésto fue algo que él había hablado o discutido con los jóvenes, pero él dijo que acababa de notar que ellos también lo decían. Nos pusimos de acuerdo en dejarlos jugar nuevamente y escuchar lo que estaban comunicándose entre ellos.
Decidí desafiar a los jugadores. Les dije que si estaban en ataque y escuchaban la palabra "shuffle" gritada por la defensa, no se preocupen. Entonces reflexionamos como sobre qué tipo de lenguaje ayudaría a los defensores a poner en duda la atención de los atacantes.
Luego de discutir unos minutos, decidieron que usarían la palabra "destruir" (“destroy”). En los minutos que siguieron, sólo algunos de los jóvenes jugadores usaron ese nuevo término. Algunos lo encontraron entretenido y otros no lo hacían muy en serio. También dejaron de usar "shuffle", lo que fue una pena, ya que era una buena forma de asegurarse de que cubrieran el interno. No me gustó mucho mi intervención. Los junté en la mitad de la cancha. Parecía obvio que "destruir" no estaba funcionando. Cuando les comenté ésto, sus risas me aprobaron lo que pensaba.
Entonces era hora del entrenador de empezar a "decir". Entonces les dije que en Argentina algunos buenos equipos usan la palabra "arriba".

Eso parecía tener el efecto deseado, hasta cierto punto. Hubo muchas más llamadas de “arriba” y ningún comportamiento desganado. Sin embargo, fue completamente ineficaz. Los jugadores que hacían el llamado de “arriba” estaban muy lejos de la acción y no hicieron nada ellos mismos.
Llamé a uno de los otros entrenadores y le pedí que se parara en el medio de la cancha. Si oía a algún jugador decir "arriba" y luego no cargaba hacia delante para poner a un atacante bajo presión, él le gritaría su nombre a modo de corrección.
Esto pareció tener el efecto deseado, de nuevo hasta cierto punto. Inicialmente, un par de jugadores gritaron “arriba” y luego corrieron hacia adelante. Pero, muy pronto, no hubo comunicación y el juego se desarrolló en relativo silencio defensivo.

Finalmente los dejamos sólos para la parte final del entrenamiento. Los jugadores utilizaron una mejor comunicación en defensa y realizaron sus comunicaciones y llamados de manera más efectiva. Ésto debido a que se pusieron ellos de acuerdo, con un trabajo previo junto al staff al respecto.


Es importante que sea significativa la palabra para el llamado? Cuánto y cómo debe el entrenador “decir”? Los jugadores deben notar que los contrarios escuchan y leen también las jugadas?
 
Juan Casajús | Facebook.com/Juan.Casajus.Rugby | Twitter: @JuanCasajus

Material autorizado para su reproducción citando autor y fuente.


www.facebook.com/rugbyandfitness | Twitter & Instagram @rugbyandfitness

lunes, 12 de febrero de 2018

SPONSOR, Webb Ellis


Agradecemos a Webb Ellis, quienes nos siguen acompañando. Pueden clicklear en la lista de banners de la derecha y conseguir todos los productos ofrecidos.

Muchas gracias a todos los visitantes a ésta página aquí, en Twitter @rugbyandfitness, en www.facebook.com/rugbyandfitness y a la Empresa XELTIC, licenciataria de Webb Ellis y Spalding. http://www.xeltic.com.ar/

También estamos en Instagram.com/rugbyandfitness

viernes, 9 de febrero de 2018

2 v 1 Y SU PROGRESIÓN

Saber jugar a rugby es saber gestionar las relaciones de fuerzas para modificarlas a su favor para marcar. Es decir, saber generar desequilibrios favorables a partir de situaciones equilibrio y una vez creados explotarlos para marcar.

Una de las situaciones reducidas más típicas dentro de la categoría de desequilibrios favorables es el 2 contra 1. Sin embargo, no siempre encontramos jugadores que las resuelvan con solvencia. Una vez que los jugadores saben gestionar las situaciones de 1 contra 1 y las situaciones de 1 + 1 contra 1, es fundamental que prestemos suficiente tiempo a la resolución del 2 contra 1 para que los jugadores sean capaces explotar la ventaja y marcar.


Esto es aplicable a todos los niveles. Tanto a nivel de escuela de rugby como a nivel de jugadores adultos con muchos años de experiencia. Para poder sacar provecho a los desequilibrios favorables que seamos capaces de crear es necesario que nuestros jugadores sepan gestionar con éxito las situaciones de 2 contra 1.


Aquí se presenta un video en francés para trabajar una serie de situaciones de dificultad creciente en la que ponen el énfasis en la lectura del espacio libre. Mas abajo escribimos algunas de las cosas que dicen relativas al 2 contra 1.

Posteriormente podemos ampliar ligeramente el espacio, lo cual va a demandar una mayor exigencia técnica y va a poner un mayor énfasis en la identificación del espacio libre enfrente del portador del balón o enfrente del apoyo.




Desde el punto de vista técnico es necesario incidir en la orientación de los hombros, en la disociación de hombros y caderas a la hora de pasar, en la orientación de los manos hacia el jugador que va a recibir (en el caso de que sea necesario realizar el pase).


En lo que al jugador de apoyo se refiere es necesario que aprenda a gestionar el espacio de manera adecuada para poder intervenir de manera eficaz. Debe "estirar el campo" prepararse para intervenir sobre el espacio acelerando en el momento adecuado (saber gestionar la amplitud y la profundidad).


En estas situaciones iniciales estamos incidiendo en que cada jugador permanezca en su zona (tanto el portador del balón como su apoyo) y pedimos al defensor que exagere su intervención sobre uno u otro espacio para que la situación sea muy sencilla de leer, facilitando por tanto la lectura por parte de los atacantes.


A medida que los jugadores van progresando podemos complicar la situación incrementando la velocidad y permitiendo una mayor libertad de acción al defensor (incrementar el nivel de oposición). Esto va forzar a que el atacante con balón deba incidir más en atacar al defensor para realmente identificar si se queda con él o se va hacia el exterior (cambiar el ritmo, acelerar) y que el jugador de apoyo exterior deba gestionar mucho mejor la profundidad y el momento de intervención.


Un elemento clave de la lectura, a medida que avanzamos en una mayor libertada de acción del defensor, es identificar la orientación de hombros del defensor para ver hacia donde se dirige, y en consecuencia identificar que espacio se está abriendo y que espacio se está cerrando. Otro elemento importante es la gestión del momento de pase. Si pasamos muy pronto el defensor se puede ir hacia afuera pero si pasamos muy tarde el pase puede ser bloqueado. 


En un primer momento delimitamos dos espacios estrechos para que los jugadores trabajen con baja intensidad sobre la toma de información, la lectura de los espacios, la comunicación entre el portador del balón y el jugador de apoyo, la explotación del desequilibrio, los gestos técnicos asociados a la resolución táctica.

Santiago Santos

Facebook.com/rugbyandfitness | Twitter & Instagram @rugbyandfitness 

miércoles, 7 de febrero de 2018

JUGADORES Y ENTRENADORES PRINCIPIANTES

Todos quienes entrenamos hemos sido principiantes. Las inseguridades en quienes conducimos por las actividades a realizar o cómo desempeñarnos es y será habitual.

Lo que es muy importante es tener en cuenta:

1)  Se debe buscar o producir una auténtica adaptación. Ella se produce cuando en las edades de inicio, el niño se independiza voluntariamente del adulto, y no el adulto separa al niño de su lado.
2) Será objetivo importante buscar la familiarización ambiental. En éste caso es el paso previo e indispensable al proceso de adaptación, relacionado con diversos aspectos tales como: días, horarios, traslados, lugar, personal, material, características espaciales y físicas.
3) Esta familiarización es un paso determinante que no se debe soslayar y que los pasos posteriores dependerán de ello.
4) Otros aspectos a no dejar de observar y compartir entre todos los que colaboran en la formación del niño y la enseñanza del rugby:
     
     • Conocimiento mutuo.
• Incorporación a un grupo.
• Cuidado y contención.
• Profesor: actitud - aptitud - afecto.
• Seguridad emocional.
• Metodología:
• Niveles de enseñanza homogéneos.
• Respeto por los tiempos individuales.
• Objetivos claros y precisos.

PRINCIPIOS DE UNA PRÁCTICA SEGURA

• Realizar un buen diagnóstico, conformando grupos homogéneos interesados en la actividad.
• Respetar en todo momento las posibilidades motrices y la madurez emocional de los niños.
• Brindar contención y respetar los tiempos personales de los jugadores.
• Realizar control visual del espacio circundante, como así también la ejecución psico-motora específica.
• Ejercitar la observación docente:
> en la lectura de trayectorias, hasta la finalización completa del ejercicio/tarea.
> en la detección de indicadores de temor, fatiga o pánico.
> en el adecuado desarrollo del juego.
> en el desarrollo emocional individual y grupal: enojo, tristeza, falta de interés, desgano, etc.



Como material complementario recomendamos la realización del Curso on line Rugby Ready que tiene la intención de elevar la conciencia de las buenas prácticas y de ayudar a las partes interesadas a manejar los riesgos inherentes de un deporte de contacto poniendo en práctica las adecuadas salvaguardas.


 Pueden seguirnos en Twitter + Instagram + Facebook @rugbyandfitness 

lunes, 5 de febrero de 2018

SOBRE NOSOTROS / ABOUT US


www.rugbyandfitness.com ofrece Info actualizada, difusión permanente, artículos escritos de producción propia y otras autorías, presencia en las redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram), newsletter, Canal propio "Rugby and Fitness Channel" en YouTube, además muchas visitas de gente relacionada al ambiente del Rugby y vamos por más...!

Email: rugbyandfitness@gmail.com

Facebook.com/rugbyandfitness
Twitter @rugbyandfitness
Instagram.com/rugbyandfitness

 - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

www.rugbyandfitness.com offers updated info, continuous dissemination, own and external articles, social networking presence (Facebook , Twitter, Instagram), newsletter, productions, Rugby and Fitness Channel on YouTube, plus many visits from people connected to the environment of Rugby...!

Contact email: rugbyandfitness@gmail.com

Facebook.com/rugbyandfitness

Twitter @rugbyandfitness

viernes, 2 de febrero de 2018

VISUALIZACION II


La visualización es una destreza mental de indiscutida utilidad en el mejoramiento de las condiciones y destrezas individuales de cada jugador. Se trata de un eficiente y simple método individual de “simulación”. Es como tener una experiencia sensorial real, pero que tiene lugar, en su totalidad, en la propia mente.


Así como la mente puede recordar vívidamente hechos y recrear imágenes pasadas, también puede representar cosas que no han ocurrido. Así como la concentración es “atención dirigida”, la visualización es “pensamiento dirigido”.

Los pensamientos e imaginación del jugador tienen influencia determinante sobre el comportamiento deportivo subsiguiente, y son más que sobrados los ejemplos al respecto.
Exagerando, hasta se podría decir que “la manera en que un jugador piensa determina la manera en que ese jugador actúa”.

¿Por qué es útil la visualización? ¿Por qué funciona? No hay unanimidad en la respuesta. 

Tres son las teorías que tratan de explicar su funcionamiento (Weinberg, Gould):
·        La teoría psico-neuromuscular sostiene que, cuando se imagina un movimiento determinado en la mente, se produce actividad muscular en los músculos encargados de llevar a cabo dicho movimiento. Esto también explicaría lo que ocurre en los sueños, en los que una imagen generada exclusivamente en la mente puede complementarse con el movimiento muscular correspondiente (por ejemplo, si uno sueña que está peleando o luchando, puede sacudir o agitar los brazos mientras duerme).
·        La teoría del aprendizaje simbólico sostiene que la repetición mental de movimientos que se lleva a cabo en la visualización ayuda a quien la hace a familiarizarse con dichos movimientos (de alguna manera es como si los entrenara), lo cual a su vez mejora su comprensión de los mismos y lo ayuda a adquirir con más facilidad patrones que mejoran su destreza.
·        La teoría de las destrezas psicológicas sostiene que cuando un jugador imagina reiteradamente que ejecuta una destreza exitosamente aumenta su autoconfianza y reduce la tensión y la ansiedad al ayudar a ejercer control sobre la destreza mientras la visualiza en su mente.

Sea cual fuere la razón (y seguramente las tres teorías resumen la verdad) es indudable que la visualización funciona. Es cierto que su aplicación ha sido en el pasado más utilizada en deportes individuales (tenis, golf, atletismo, natación, tiro, etc), pero  hoy es de aplicación frecuente en todos los deportes. Quién puede negar su utilidad en los lanzamientos al aro en el basquet, en los saques de volley o en las patadas a los palos en el rugby, por citar sólo tres ejemplos en deportes de equipo.

En el rugby en particular, no hay destreza individual que no pueda ser practicada o mejorada con la ayuda de la visualización. Son buenos ejemplos de ello: los kicks de todo tipo, el tackle, el contacto uno contra uno, las destrezas evasivas, el pase.
La visualización es más efectiva mientras más hábil y experimentado sea el jugador que la emplea; sin embargo, es útil para jugadores de cualquier nivel.

Se reconocen dos clases diferentes de visualización, basadas en el tipo de imagen que se genera en la mente de quien la practica:

En la visualización externa, la imagen del movimiento o destreza que  se genera en la mente es como la que tomaría una cámara que filma a quien está efectuando dicha destreza mientras lo hace; es la imagen que vería alguien “desde afuera”. Quien emplea este tipo de imagen se ve a sí mismo llevando a cabo el movimiento elegido.
En la visualización interna, en cambio, la imagen del movimiento o destreza que se genera en la mente es la misma que ven los ojos de quien lo lleva a cabo. Es como si la cámara estuviera en su propia frente; tal como uno ve sus acciones en la realidad. Esta imagen es, por supuesto, más fiel y más cercana a lo real; podría pensarse que por ello es más útil, pero no necesariamente resulta así. Además, es más difícil de lograr la visualización interna que la externa.
De todos modos, ambos tipos de visualización son útiles.

Para que las imágenes visualizadas sean efectivas y de utilidad deben tener ciertas características:
·        Deben tener nitidez, no ser confusas. Conviene ejercitarse inicialmente con cosas estáticas y concretas; a medida que se noten progresos, continuar con cosas en movimientos simples, para progresivamente llegar a imaginar fielmente movimientos o destrezas más complejas.
·        Deben poder ser controladas y dirigidas. Se debe poder llegar a modificar la imagen mentalmente a voluntad. Cambiar la velocidad de la acción, el tamaño de las imágenes, el lugar desde donde se miran (pasar de visualización externa a interna y viceversa, sin perder calidad), agregarle o quitarle elementos, etc.
·        La imagen es más útil mientras más completa y compleja es. Mientras más sensorialidad tiene, mejor es. Y así se llega al concepto de “imaginería”, en el que, además de la imagen, se logran reproducir en la mente sonidos, olores o sensaciones táctiles. Si a la imagen del movimiento visualizado (por ejemplo, un tackle con recuperación de pelota) se le agregara el sonido del contacto con el rival o la pelota y del ambiente, la sensación táctil del contacto con el rival, de su camiseta, de la caída al piso, y aún el olor del pasto, por ejemplo, la calidad de esta imagen hace que resulte mucho más provechosa y de ayuda para una efectiva concentración.
·        La imagen debe ser realista. No tiene sentido alguno visualizar una situación irreal. El reconocimiento de las posibilidades reales de cada uno y un pensamiento positivo admite visualizar imágenes exitosas, pero siempre dentro de parámetros lógicos. La visualización ayuda a jugar con más frecuencia dentro del máximo nivel posible para cada uno, pero no puede hacer que uno alcance un nivel de destreza que no posee.

Expongamos brevemente un ejemplo de ejercicio de visualización, paso por paso:
Primero: es necesario estar lo más relajado posible. Las técnicas más conocidas (relajación muscular progresiva de Jacobson, relajación central progresiva, yoga, etc), son igualmente útiles.
Segundo: imaginar (visualizar) algo muy simple: un color. Esforzarse hasta poder mantener ese color en la mente de modo inalterable, sin “tentaciones” ni interferencias.
Tercero: visualizar un objeto estático, por ejemplo un botín de rugby. Prestar atención a cada detalle, al color, la forma, la marca, los tapones, las estrías o arrugas, los cordones, etc.
Cuarto: imaginar su textura, el olor del cuero o de la transpiración del pie en su interior, su rugosidad al tacto, la superficie de los tapones, etc.
Quinto: pasar a imaginar alguna destreza que es realizada habitualmente; una que dominemos bien, que no nos cueste.
Sexto: imaginar lo mismo pero en un partido y con un rival identificable, que tenga determinada camiseta y, si es posible, una cara que podamos reconocer.
Séptimo: ahora imaginar una destreza más compleja, o una destreza o movimiento que nos cueste realizar y que no siempre efectuemos con éxito (determinado kick, un tackle, el contacto con el rival, etc.).
Octavo: visualizar lo mismo que en el paso anterior, pero nuevamente en el contexto de un partido, como en el paso sexto. Visualizar la destreza realizada siempre exitosamente, por supuesto.

Esto, como ven, es muy fácil de hacer. Desde ya que inicialmente es recomendable elegir un lugar mínimamente calmo para ejercitar la visualización y la relajación (y por lo tanto para concentrarse); a medida que se uno se va familiarizando con estas sencillas técnicas y las va incorporando a su rutina de entrenamiento, el lugar y el ambiente que rodea a quien lo hace es cada vez menos importante, porque se llega a poder hacerlo casi prescindiendo del entorno; uno mismo se transforma en “su entorno”. Sólo hay que proponerse intentarlo y, por supuesto, ser persistente y disciplinado para ello.

Nada se logra sin esfuerzo y disciplina; pero con esfuerzo y disciplina, todo se logra, más allá del juego de palabras. Practicando un poquito (sólo minutos) cada día, uno se va familiarizando tanto con estas sencillas técnicas que ayudan a la concentración y a focalizar la atención correctamente, que termina siendo algo tan natural como precalentar o elongar antes de los partidos.

Autor: Miguel Alejandro Hernández

Pueden seguirnos en Twitter + Instagram + Facebook @rugbyandfitness 

miércoles, 31 de enero de 2018

TIPS PARA ENTRENADORES DE RUGBY



- Procurar rodearse de ayudantes o colaboradores que puedan suplirlo si es necesario.
- Tratar de involucrar a los padres en las actividades.
- Instruirse permanentemente.
- Realizar cursos o interiorizarse sobre primeros auxilios.
- Planificar la practica con anterioridad.
- Se aconseja contar con los elementos que considere necesarios para la práctica (pelotas necesarias, conos para delimitar sectores de trabajo, bolsas de tackle, etc.)
- Hacer los ejercicios simples y sin complicaciones.
- Inculcarle al jugador que lo más importante, para que las cosas salgan bien es Pensar antes de actuar.
- Estar siempre preparado para comenzar la práctica, planificarla y al finalizar realizar una evaluación de la misma (consultar a los jugadores si se divirtieron, que es lo nuevo que aprendieron, que no les gustó, etc.), esto nos permitirá evolucionar en la metodología de trabajo.
- Analizar y corregir errores en el momento que los observa, no los deje pasar.
- Desarrollar ejercicios que incluyan las metas del entrenamiento.
- Incentivar otras actividades a desarrollar en grupo.
- Concurrir al entrenamiento con el equipo adecuado al igual que los jugadores.

www.rugbyandfitness.com

Facebook.com/rugbyandfitness
Twitter @rugbyandfitness