miércoles, 22 de enero de 2014

CUALIDADES PSICOLOGICAS DE UN BUEN REFEREE

Las cualidades psicológicas de un buen referee (Adaptado de “Psychology of refereeing” Chapter 1 de Weinberg)

Agradecemos la traducción de Arturo Regueiro (Moderador, Referee).

PARTE I

El partido terminó hace más de una hora y no tenemos necesidad de sentirnos especialmente bajo presión, ni tenemos que demostrar algo a los jugadores, entrenadores o el público. Estamos física y emocionalmente vacíos y nos sentamos para disfrutar de un trago helado, poniéndonos cómodos y tratando de desinflarnos. Pero por algún motivo, no podemos desenchufarnos. En nuestra mente, volvemos a cada una de todas las decisiones que tomamos. Nos preguntamos que pensarán otros miembros de la comunidad del referato sobre lo que hemos hecho. Nos preocupa el haber cometido errores y las objeciones de los espectadores aún siguen resonando en nuestros oídos. Nos decimos a nosotros mismos: Olvídate del partido y tratamos de hacerlo. Nos decimos a nosotros mismos: yo estaba calificado para este partido, con mis colegas estuvimos de acuerdo en todo y en general, hice un buen trabajo. Y todavía nos siguen asaltando dudas a pesar de todos nuestros esfuerzos por dejarlas de lado. Es bastante común tener estos pensamientos conflictivos después de un partido y los referees de todos los niveles, ya sean amateurs o profesionales, tienen que aprender a convivir con ellos. No importa si uno pertenece a un gran grupo de referees de fútbol, rugby, vóley o tenis o si se es parte de un grupo más pequeño, por ejemplo los de básquet, polo o lucha libre. Cuanto más recientemente hemos refereado un partido, más familiares nos podrían resultar estos pensamientos perturbadores

La función del referee
¿Porqué los referees tienen esos pensamientos perturbadores? Se debe en gran parte a su función específica. Después de los deportistas y los entrenadores, ellos son lo que podríamos denominar la tercera pata de los eventos deportivos, sin dejar de recordar que los referees tienen a su cargo una de las más difíciles de las tareas. Un buen referato aumenta la velocidad del fluir dentro del evento deportivo, teniendo presente que el resultado del partido depende de las tácticas y habilidades de los jugadores; por contraste, un referato ineficiente echa a perder la diversión de los jugadores, técnicos e hinchas. Las decisiones del referee están siempre sujetas a la opinión pública, lo que normalmente significa que serán criticados y cuestionados en base a los errores cometidos: Ahora bien, si el juego se desarrolla normalmente, muy poca gente llega a darse cuenta de la presencia del referee. Por lo tanto, ¿cómo deberían juzgarse a si mismos o ser juzgados los referees? Su principal objetivo es que el partido se juegue de acuerdo a las reglas y reglamentos y teniendo la más mínima intervención que sea posible. 

Para escribirlo más precisamente, el referee debe sentirse comprometido con estas cuatro responsabilidades:
1. Lograr que el evento deportivo se desarrolle de acuerdo a las reglas del deporte
2. Intervenir lo menos posible y no convertirse en el centro de atención
3. Establecer y mantener un buen clima de manera de logar que el evento sea lo más placentero posible
4. Demostrar interés en los jugadores

Continúa en PARTE II.

“Psychology of refereeing” by Robert S. Weinberg / Peggy A. Richardson 
Leisure Press
Traductor: Arturo Regueiro (Moderador, Referee)

Facebook.com/rugbyandfitness

Twitter @rugbyandfitness

No hay comentarios: