viernes, 17 de febrero de 2017

ATACAR SIN PELOTA

En éstos momentos se está disputando una nueva edición del tradicional torneo Seis Naciones. Se está observando como una faceta la importancia del juego defensivo impuesto por algunos equipos y su capacidad y eficacia en las zonas de ruck. 

Jugar desde el piso y lentificar algunos de los ataques son una constante en el juego y la importancia de la tercera línea en tal dispositivo, clave. Algunos hablan de defensa ofensiva y a continuación se describe lo que se define como el ataque sin la pelota.

Ésta característica debe ser rápida y el movimiento debe ser siempre hacia adelante, para reducir el tiempo y el espacio del equipo con posesión de la pelota.

Igualmente debe ser coordinada y precisa para evitar los huecos o espacios por donde el equipo atacante podría pasar. No puede ser una defensa pasiva, que espera atrás a ser atacado. Esta no puede ser defensiva, todo lo contrario, la defensa debe tomar la iniciativa de atacar al jugador con el balón y evitar su avance y si es posible moverlo hacia atrás. Si se hace esto, los defensores estarán yendo todo el tiempo hacia adelante y en consecuencia presionando al ataque, mientras que los jugadores con el balón tendrán que retroceder, para mantener posesión y continuidad.

Por esto la defensa debe siempre tratar de detener al ataque detrás de la línea de tackle. Esta es una línea imaginaria que se hace donde a la misma velocidad defensor y atacante coinciden, es el punto medio entre la primera línea de defensa y la línea de posición de los atacantes.

La defensa estará siempre determinada por la posición del ataque que el equipo con posesión del balón planee ejecutar. Es decir, si el ataque es ancho y lo jugadores están bien separados, la defensa deberá también ser ancha, o si la posición de los atacantes es corta igualmente deberá esta parada la defensa, es decir frente a cada atacante debe haber siempre un defensor, tal cual como un espejo. Pero el punto de partida de una buena defensa es la efectividad de los centros y el apertura para detener el ataque.
Hay tres líneas de defensa, y por ello hay tres elementos muy importantes que considerar:
1. Presión, esta debe ser generada, principalmente, por el apertura y el primer y segundo centro, y en algunos casos la tercera línea y el número ocho.
2. Cobertura que dan los forwards a la defensa, es como una segunda línea de defensa y
3. Profundidad, que es la defensa de la patadas y es responsabilidad de los wings y el full back y son ellos la tercera línea de la defensa y son el inicio de cualquier contra-ataque después de una patada.
Por ello eficiencia de la defensa depende entre otros factores de la técnica del tackle, este debe ser fuerte, preciso y rápido. Para mí un tackle es bueno si no sólo detiene al jugador sino también lo lleva al piso y evita un posible pase de la pelota al jugador que venga en apoyo. Al llevar el oponente al piso, y el tackleador poniéndose de pie lo más rápido posible éste último podría ganar posesión y obligaría al apoyo a hacer un ruck para retener la pelota y reiniciar el ataque.

¿Porqué obligarlos a un ruck? Porque un ruck detiene el avance del balón, y el equipo en posesión debe reorganizarse. En el caso de que el tackle no sea 100% efectivo y el ataque organice un maul, el balón se sigue moviendo hacia adelante, y en consecuencia la defensa se moverá hacia atrás y concentrará a más defensores en el maul, que tratarán de alguna forma, detener este avance. Por esto creo fuertemente que un ruck es una falla en el ataque y el resultado de una defensa efectiva.
Twitter @rugbyandfitness | Facebook.com/rugbyandfitness 

No hay comentarios: