viernes, 3 de marzo de 2017

PERFIL DEL ENTRENADOR (Parte I)

Todos quienes nos dedicamos a la enseñanza del rugby, y sobre todo los que escribimos en éste blog de rugby, seguimos, aprendemos y respetamos a los distintos educadores. Uno de ellos, fallecido en Septiembre de 2016, ha sido el argentino Angel Guastela. 
Agregamos varias de sus ideas que seguramente podrán llevarse a sus clubes y continuar con los legados de nuestros referentes.
La primera parte en lo que refiere a distintos aportes para formar un perfil de entrenador:
1) Ser un firme e inclaudicable defensor del Juego Limpio y Buena Fe. Nunca lo deben escuchar o ver desubicado ante las decisiones de un árbitro. Control del carácter.
2) Ser un educador deportivo. Debe predicar con el ejemplo. Sólo debe pretender ser comprendido, por lo tanto debe permanentemente predicar con el ejemplo de su conducta. Ni admirado ni obedecido.
3) Conocer profundamente el rugby y a los jugadores. Especialmente a los pequeños y los jóvenes adolescentes que no son “enanos” de 30 años; éstos tienen problemas morfológicos, fisiológicos y psicológicos que deben resolver. Por lo tanto, no se pueden transferir a ellos las estrategias tácticas y técnicas de los mayores. Ellos deben descubrir el rugby a través del juego mismo.
4) Sencillez en su manera de ser.
5) Debe ser modesto en la transmisión de sus conocimientos.
6) Permitir a los jugadores construir su propio Rugby. Presentarles problemas para que ellos los resuelvan (descubrimiento guiado y resolución de problemas).
7) Insistir que, en Argentina, el rugby es un deporte amateur, de pelota, de conjunto, contacto y lucha individual y colectiva.
8) Acercarse al interés de los jugadores y ofrecerles actividad, alegría, aprendizaje y seguridad.
9) Estar siempre atento, siempre a disposición, capaz de estimular y, si es necesario, moderar los ímpetus. No confundir motivación con excitación.
10) Ser justo, imparcial y firme, brindando mucho cariño a los jugadores. Conducción afectuosa - rigurosa. Ni paternalista ni infantilista. Mucho menos “amiguista”.
11) Perfeccionar su formación en el dominio de la pedagogía, de la estrategia, de las conductas y comportamientos del jugador.
12) Favorecer la alegría, la buena convivencia, la lealtad hacia el grupo, el equipo y el club
13) Ser socio del club y tener sus cuentas al día (dar el ejemplo).
14) Utilizar todos los recursos y toda la diversidad de actividades para planificar los entrenamientos. La planificación general la debe hacer el entrenador técnico o Capitán General del Club. El técnico del grupo específico se encargará de adaptar los contenidos, según las necesidades observadas en sus jugadores, en ciclos, macro ciclos y micro ciclos.
15) Para los pequeños y los jóvenes considerar la competición como un medio pedagógico, un medio de expresión para el jugador. La manera de obtener un resultado puede ser más importante que el resultado mismo.
16) Estar a disposición del club en particular, del jugador en especial y del Rugby en general.

Continúa en Parte II > http://tinyurl.com/jzb68ju
Facebook.com/rugbyandfitness | Twitter @rugbyandfitness 

No hay comentarios: