viernes, 10 de octubre de 2014

CON LOS PIES… PORQUÉ NO?

Cuántas veces hemos escuchado desde el costado de la cancha en un encuentro de infantiles el clásico: …no patees!!!, …con el pie no!!! …para qué pateaste!!!
Y nosotros nos preguntamos: con los pies, porqué no?

Si al rugby también se juega con los pies, no estamos hablando de patadas a los palos, ni un kick táctico o estratégico. Expresamos simplemente la necesidad de los niños de jugar con sus pies.
Desde temprana edad es una destreza que los jugadores deben practicar, desde llevar la pelota de un lado a otro sin que se escape su rumbo, hasta simular patadas a los palos.
Negar las acciones naturales a los jugadores, solamente nos convierte (como entrenadores) en cercenadores natos de las inquietudes de los jugadores.
Hay que recordar, que el otro deporte que practican por naturaleza cultural, casi todos los jugadores es el futbol, por lo cual el jugador naturalmente quiere patear la pelota. Y la debe patear.

Y también debemos recordar que el Reglamento Nacional Argentino de Rugby Infantil vigente en su articulado jamás prohíbe la acción, por el contrario, la impulsa por los mismos motivos que estamos exponiendo.
La inteligencia del entrenador debe estar puesta en enseñar los distintos tipos de patada, para qué sirven, que objetivo buscan, cuál es su razón de existir, etc., etc..
Así podremos ya no gritar desde el costado de la cancha negando la realidad natural y podremos aprovechar lo que en forma innata se convierte en una destreza (y luego en una herramienta) del juego muy efectiva y necesaria.
Sería muy prudente mejor enseñar los momentos en los cuales se debe patear y en los cuales no, y no tomar el camino más corto y fácil que es negar la posibilidad a los jugadores de divisiones infantiles su necesidad de expresarse con los pies.
Además completamos aspectos motrices que en edades tempranas sirven para toda la vida, desplegamos un juego más divertido y aportamos la picardía necesaria para la toma de decisiones, ya desde temprana edad.

Los resultados, como siempre, se verán con el correr de los años, cuando el club tengamos una buena defensa a través de los kicks estratégicos, cuando tengamos buenos pateadores a los palos y también cuando tengamos un pilar o un tercera línea que sí saben patear cuando es necesario.
Puede esta actitud cambiar dos aspectos y poner en positivo las conductas: las del entrenador enseñando y la de los niños aprendiendo, sin que patear sea un tabú en estas divisiones.

Será cuestión de practicarlo.

Luis Horacio Ibañez Gattelli
Twitter @LuisIbaez2 
Material autorizado para su reproducción citando autor y fuente.



No hay comentarios: